Santisteve ha reconocido: "quien más quien menos ha tenido sus momentos de flaqueza, que han podido ser recuperados gracias al apoyo mutuo que nos hemos prestado unos a otros".

En su discurso durante el Debate del estado de la ciudad, ha recordado que, al igual que en el anterior mandato, no ha sido posible suscribir un acuerdo de gobernabilidad entre las fuerzas de la izquierda y ha atribuido a la irrupción de ZeC en el Gobierno del Ayuntamiento y la consiguiente ruptura de continuidad el que "haya sido particularmente difícil contar con la complicidad de las demás fuerzas de la izquierda".

Esta dificultad la ha achacado "quizá a su incomprensión" -de la izquierda- ante este cambio de gobernanza y escenario político, que les ha llevado a ser, en muchas ocasiones, más beligerantes, incluso, con las propuestas del gobierno, que con la bancada de la derecha".

Santisteve ha resumido que su mandato se ha caracterizado por "la lucha entre dos modelos de ciudad completamente contrapuestos". Ha descrito que mientras uno mira hacia adelante con "optimismo, ilusión y vocación de transformación" y coloca a las personas en el centro de la acción política, el otro modelo es "todo lo contrario" para detallar que es una "continua vuelta al pasado".

Así, el alcalde ha dicho que esta diferenciación no se ciñe solo al Salón de Plenos del Ayuntamiento, sino también a lo que ocurre en la calle, "en la ciudad de verdad", ya que lo que acontece en la institución "no deja de ser una mala representación teatral de la liturgia, un tanto trasnochada, en lo que se ha convertido la política institucional en nuestro país".

CITAS

Santisteve ha precisado que la "batalla no ha sido solo contra los grupos políticos que representan esa vuelta al pasado, sino que la pelea más cruenta ha sido contra quienes de verdad mandan: los poderes fácticos, económicos, lobbies y grupos de interés tan acostumbrados a que los representantes públicos coman de su manos".

El alcalde ha rebatido a quienes les acusan de gobernar únicamente para quienes les votaron para citar al expresidente chileno, Salvador Allende, cuando dijo; "yo no soy el presidente de todos los chilenos, no soy hipócrita". Ha considerado que, al poner estas palabras en boca del mandatario que ocupó la Casa Rosada, "es mucho más fácil para todos entender de qué estamos hablando".

Santisteve ha dicho tener claro a quién se debe su gobierno: "a la gran mayoría de nuestros vecinos y vecinas, que no tienen la fortuna de contar con apellidos ilustres, que supuestamente les han permitido acceder a quienes ostentaban el poder".

En alusión a estos ciudadanos ha argumentado que se llevará a cabo, al inicio del mandato, la bajada del sueldo y la renuncia a privilegios. "No solo para alejar cualquier tentación de engrosar esas élites, sino por nuestro deseo de seguir siendo gente austera y sencilla en sus modos de vida"·

El alcalde ha iniciado su discurso con una referencia a las mujeres y al movimiento internacional que congregó a millones de personas en las calles de todo el mundo el pasado 8 de marzo de 2018, "el año de las mujeres". Para describirlo ha elegido la cita de la feminista Rosa de Luxemburgo: "Lo más revolucionario que una persona puede hacer es decir siempre, en voz alta, lo que realmente está ocurriendo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.