Jaume Plensa en el Macba.
Jaume Plensa en el Macba. EUROPA PRESS

El Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba) ha dedicado una gran exposición al Jaume Plensa "más íntimo y conceptual", y repasa 40 años de trayectoria del artista después de 22 años de la última muestra dedicada a su trabajo en la capital catalana.

Lo han explicado el director del museo, Ferran Barenblit, y el mismo artista en la presentación de la exposición que abrirá puertas este sábado hasta el 22 de abril en diálogo con la que le dedica el Museo Reina Sofía de Madrid en el Palacio de Cristal bajo el título 'Invisibles'.

Una imagen de gran formato del taller de Plensa (Barcelona, 1955) en Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) da la bienvenida al visitante al recorrido que ocupa toda la planta baja del museo y, por primera vez, el patio de esculturas, con 25 piezas que alternan escultura, fotografía, dibujo, 'land art' y vídeo.

La exposición es lo más parecido a una visita al estudio de Plensa, comentaba el artista sobre la muestra comisariada por Barenblit, y que algunos ven como un gesto de saldar la deuda de la ciudad con el considerado como el artista catalán más universal.

El recorrido muestra la cara menos conocida del artista, admitía el director interpelado por esta cuestión, y celebraba que el museo pueda ejercer su función de romper con una expectativa y así evitar la tentación de que los visitantes vayan meramente a reconocer una obra de arte.

Espiritualidad en el arte

Un interrogante y una áerea escultura inspirada por los bajos cielos de París abren la exposición sirviendo de excusa al visitante para mirar hacia arriba: "Siempre miramos hacia abajo", comentaba el artista, reivindicando la voluntad de espiritualidad del artefacto expositivo.

Evitando el recorrido cronológico, la exposición cuenta con obras de los 80 como la "bella" 'Prière' una escultura de hierro colado que evoca un poema de Charles Baudelaire y que es de las primeras en piezas del artista que unen este elemento con las palabras.

La importancia de la palabra, recurrente en la obra de Plensa, atraviesa uno de los espacios centrales de la exposición con la cortina 'Glückauf ?' que recrea la Declaración Universal de Derechos Humanos y que se puede acariciar generando melodías a su paso.

Homenaje a la música y a la palabra

La obra reivindicativa también quiere ser un "homenaje a la música de las palabras y al deseo de ser mejores", explicaba el artista, que también hace un guiño a las cortinas de los comercios de antaño que él se dedicaba a tocar cuando acompañaba a su madre.

Cabe destacar también la instalación fotográfica 'Dallas?... Caracas?' que recrea las fotografías de cocinas que hizo durante dos años en ambas ciudades: "En las clases medias, la cocina es un lugar de encuentro".

En el paseo por la exposición, que viajará al Moscow Museum of Modern Art en junio, se pueden ver elementos y, sobre todo, "preguntas recurrentes" en la obra de Plensa, que utiliza elementos simbólicos como las puertas, cabezas talladas en madera con los ojos cerrados y esferas de palabras, entre otros.

Por primera vez, una exposición sale al exterior del museo y conduce al visitante hacia el 'Pati d'escultures' -entre el Macba y el CCCB- donde se han instalado las obras 'The Heart of Trees' y 'The Heart of Rivers' creando un "espacio verde" con esculturas abrazando árboles seleccionados por Plensa.

El artista resumía la exposición como un acceso a los "huesitos pequeños que conforman al ser humano y que estructuran el pensamiento".

"Es una exposición que pide silencio, que es más importante que gritar en una sociedad llena de ruido mediático, de mensajes, de información, y permite volvernos a escuchar a nosotros mismos", resaltaba.

Silencio y Montserrat en abril

Y añadía: "Hablamos mucho y escuchamos poco, especialmente los políticos", ante lo que pedía volver a reintroducir el silencio.

Preguntado de nuevo sobre cuándo habrá una escultura suya de forma estable en Barcelona, ha respondido: "El espacio público, aunque es una cosa de todos, mandan otros", y ha dicho que en abril habrá una escultura suya en Montserrat.

Ha lamentado que los políticos olvidan la belleza en favor de la funcionalidad, que también ha defendido sin descuidar la necesidad de llenar los espacios de ternura.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.