Esta actuación beneficiará directamente a más de 10.000 clientes repartidos entre 21 municipios del Alt Empordà, Baix Empordà, Gironès y Pla de l'Estany.

La operativa forma parte de los planes de inversión de la compañía para las comarcas gerundenses para ampliar las infraestructuras de la provincia y hacerlas más resistentes e inteligentes.

Consulta aquí más noticias de Girona.