Las obras del nuevo edificio Victoria Adrados de Salamanca "avanzan según lo previsto" y el centro social, con viviendas para personas con problemas de movilidad, estará finalizado en el mes de septiembre de 2019.

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha visitado este jueves, ha anunciado que ya se está trabajando en la elaboración de los baremos para la adjudicación de las viviendas, los cuales se prevé que estén listos en el primer trimestre del año, lo que permitirá que la habitabilidad de las viviendas sea posible a finales del año 2019.

El nuevo centro Victoria Adrados ofrecerá 45 viviendas accesibles para personas mayores o con problemas de movilidad, 240 nuevas plazas de aparcamiento para paliar los problemas de aparcamiento de la zona y ampliará los espacios de participación ciudadana.

La ciudad ganará, además, 1.480 metros cuadrados de terreno que ocupaba el antiguo colegio y que pasarán a ser un espacio público con juegos infantiles, una zona ajardinada y cafetería con terraza, ha recordado.

Este proyecto cuenta con un presupuesto de 5.995.149 euros e impulsará la regeneración de los barrios de San Bernardo y Oeste, que registran "uno de los índices más elevados de dependencia y envejecimiento del municipio".

Hasta el momento, según la información municipal, el Consistorio ha recibido más de 450 solicitudes interesándose por este proyecto y por las posibilidades para hacer uso de sus instalaciones.

VIVIENDAS ADAPTADAS

Este modelo de residencia impulsa 45 viviendas adaptadas (para 85 plazas) y sin barreras arquitectónicas, para alquiler reducido con una renta máxima de 250 al mes, ha indicado el Consistorio.

Estas viviendas tendrán una superficie de aproximadamente 45 metros cuadrados y contarán con un

salón, cocina integrada, baño adaptado y un dormitorio doble, así como terraza exterior en las viviendas de la primera planta.

Asimismo, estas viviendas se completarán con pequeños espacios comunes de reunión y de convivencia en los que se ubicarán diferentes servicios como lavandería, zonas de relajación y de ocio con pequeños huertos.

APARCAMIENTO

Por otro lado, y con el objetivo de paliar el problema de aparcamiento de esta zona de la ciudad, el nuevo edificio incluirá un aparcamiento subterráneo con capacidad para 240 plazas, 26 de ellas accesibles, que podrán adquirirlas en propiedad los vecinos del barrio a un precio de aproximadamente de entre 18.500 y 19.500 euros.

Estas plazas se distribuirán en tres plantas de sótano con una superficie total construida de 6.000 metros cuadrados, ha informado el Consistorio tras la visita del alcalde a las obras en el inmueble.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.