El Pleno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado este jueves de forma definitiva volver a municipalizar el servicio de la ORA a través de la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Proyectos (SMAP).

La municipalización del servicio de la ORA la asumirá el área de Movilidad a través de la SMAP. De este modo, tanto la SMAP como Movilidad gestionarán todo el aparcamiento, tanto en superficie como subterráneo, del centro de Palma, sobre todo con el retorno hacia la SMAP de los aparcamientos de Plaza Mayor (2019) y Comptat del Roselló.

A nivel económico, se prevé un ahorro de unos 840.000 euros anuales, cifra que variará dependiendo de los ingresos y los gastos de cada año.

El actual contrato se adjudicó en 2013 a la UTE Dornier SA-Api Movilidad SA-Roig por 25,4 millones de euros y un porcentaje a favor del Ayuntamiento sobre el exceso de ingresos del 95% por un plazo de cuatro años. Desde entonces se han aprobado dos prórrogas; la segunda terminará el 18 de junio de 2019.

Según han informado, cada año la ORA tiene un coste para el Ayuntamiento de 6,3 millones de euros. Con el cambio de gestión, este coste se reducirá a 5,5 millones de euros que permitirán obtener el beneficio previsto de unos 840.000 euros al año.

TRABAJADORES SUBROGADOS

Por su lado, los 180 trabajadores de la actual concesionaria se subrogarán con la condición de personal indefinido y se integrarán en la SMAP como personal laboral subrogado manteniendo las condiciones laborales que tengan consolidadas y adquiridas.

El regidor de Movilidad, Joan Ferrer, ha destacado que "es una operación que supondrá un ahorro para la ciudadanía" ya que "la internacionalización del servicio, a pesar de asumir personal y asumir inversiones, será beneficiosa para el Ayuntamiento de Palma".