Compra en supermercados
Compra en supermercados. EUROPA PRESS - Archivo

El índice de precios de consumo (IPC) ha caído seis décimas en noviembre para quedar en el 1,7% interanual, de acuerdo con el indicador adelantado publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En este comportamiento ha influido particularmente la caída de los precios de la electricidad y de los carburantes con respecto a hace un año, según explica el INE, que comunicará el dato definitivo de inflación el próximo 14 de diciembre.

El IPC -que mide la evolución de los precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por los hogares españoles- se disparó a comienzos de 2017 impulsado por los precios energéticos y alcanzó tasas del 3%, hasta que a mediados del año pasado se contuvo, para comenzar 2018 en el 0,6%.

No obstante, esa contención en torno al 1% en la que se situó en febrero, marzo y abril quedó atrás en mayo, cuando los precios se impulsaron por encima del 2%, tasa en la que se han situado durante seis meses, hasta que en noviembre han acumulado un aumento del 1,7%, según datos provisionales.

Igualmente, el indicador adelantado del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro- ha quedado este mes en el 1,7 % interanual, también seis décimas por debajo de la tasa del mes pasado.

En cuanto a la evolución mensual del IPC, la tasa de incremento de los precios ha registrado en noviembre un descenso del 0,1% respecto a octubre, tras tres meses consecutivos de avances.