El expresidente del Gobierno José María Aznar cree que en las próximas elecciones generales se dirimirá "si el orden constitucional se mantiene" o si "desaparece", y dijo que el Ejecutivo del PSOE no es "constitucionalista", ya que lo "apoyan" la "extrema izquierda" y "los secesionistas".

En la presentación de su libro El futuro es hoy (editado por Península) en la Casa del Llibre de Barcelona, y acompañado por el exministro Josep Piqué, Aznar consideró que los avances logrados en España en las últimas décadas se han fundamentado en "los pilares de la Constitución" y afirmó que "intentar quebrarlos es un inmenso error que solamente puede llevar al desastre".

Así, el expresidente dijo que el consenso constitucionalista se ha basado hasta ahora en "dos pilares básicos": el del centro derecha, que aunque "quebrado" —"antes era uno y ahora son tres"— aún sigue, aseguró, en pie, y el del centro izquierda, representado hasta la fecha, según afirmó, por el PSOE, pero que ahora "no existe".

El expresidente aseguró asimismo que el independentismo en Cataluña dio "un golpe de estado aún no desarticulado", que "penalmente" se define como "rebelión" y "políticamente" como "golpismo".