Terraza, bar, centro, camarero, establecimientos, hostelería, turismo
Terraza, bar, centro, camarero, establecimientos, hostelería, turismo EUROPA PRESS - Archivo

La Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos) y el Ayuntamiento han llegado a un acuerdo que ha propiciado que los empresarios hayan desconvocado la huelga prevista para el día 30, coincidiendo con la inauguración del alumbrado navideño, y motivada por la declaración de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) en 98 calles del centro histórico más cinco del distrito de Teatinos. Así, el Consistorio sigue avanzando en la aplicación de medidas que garanticen "el equilibrio" entre el derecho al descanso de los vecinos y la actividad de los hosteleros.

"Este acuerdo entre Mahos y el Ayuntamiento suspende el cierre previsto para el próximo día 30 de noviembre. Confiamos en la palabra del alcalde, Francisco de la Torre, y hacemos un ejercicio de responsabilidad con nuestra ciudad", ha declarado el presidente de Mahos, Javier Frutos, aunque ha incidido en que "estaremos vigilantes para que se cumpla lo acordado".

Entre otros, el Consistorio ha incidido en que mientras avanza la tramitación de la Zona Acústicamente Saturada (ZAS) se han propuesto compromisos como la disminución de eventos en el centro, campañas de sensibilización y la creación de un servicio de mediación profesional para resolver casos concretos. Asimismo, se llevará a cabo un estudio actualizado de los usos predominantes reales en las calles del centro histórico.

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, y la concejala del distrito Centro, Gemma del Corral, han valorado que se haya desconvocado la huelga, al tiempo que han incidido en que la aplicación de la ZAS es "ineludible", recordando a los empresarios el derecho a realizar alegaciones que serán estudiadas.

Por su parte, el presidente de Mahos ha señalado que si bien el sector está "inicialmente satisfecho" con este acuerdo, ha advertido de que "mantendremos una actitud de alerta en los próximos meses para garantizar el cumplimiento de lo acordado".

AYUNTAMIENTO

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental ha explicado que la aplicación de la ZAS "es ineludible" y "continúa en su trámite". Eso sí, de acuerdo con las reuniones de hosteleros y de los vecinos se ha llegado a entendimientos.

"Dejar claro que hay un antes y después de la aplicación inicial del ZAS; tienen que demostrar los hosteleros y el Ayuntamiento que somos proactivos en tomar medidas que disminuyan el ruido en el centro", ha dicho, dejando claro que "no podemos seguir en la situación actual".

Así, ha explicado que la situación nos lleva a realizar un estudio de verificación "real" del centro: "Hay que buscar de forma clara el equilibrio entre descanso de vecinos y desarrollo de actividad", ha insistido el edil.

Otras de las medidas al objeto de aminorar los niveles de ruido en el centro, además del ZAS, que ha citado Del Río son la puesta en marcha de un servicio de intermediación llevado a cabo por profesionales entre vecinos y/o propietarios implicados para que puedan dirimirse las casuísticas concretas y la puesta en marcha de campañas de concienciación contra el ruido, en el marco de la iniciativa municipal 'Málaga como te quiero?!'.

También el mantenimiento de las subvenciones a las comunidades de propietarios para la mejora del aislamiento acústico de fachadas e instalación de ventanas con aislamiento acústico, así como incremento de las medidas para difundirlas, al objeto de que las convocatorias no se queden desiertas como ha ocurrido en anteriores ediciones; y la reducción de las autorizaciones municipales de eventos en el centro histórico y propuesta, caso a caso, de ubicaciones alternativas en otros espacios de la ciudad.

NORMATIVA AUTONÓMICA

Por otro lado, Del Río ha querido tranquilizar a los hosteleros, que habían manifestado su preocupación acerca de cómo afectaría a la renovación anual de terrazas de la zona ZAS el artículo 11.2 del Decreto 155, de 31 de julio, por el que se aprueba el catálogo de espectáculos públicos, actividades recreativas y establecimientos públicos de Andalucía y se regulan sus modalidades, régimen de apertura o instalación y horarios de apertura y cierre.

Por ello, ha detallado que el Ayuntamiento se compromete a redactar un protocolo conjunto entre las áreas de Comercio y Sostenibilidad Medioambiental y con la participación de los propios hosteleros, "con el que dar seguridad jurídica respecto a los criterios a tener en cuenta para la renovación anual de las terrazas en zona ZAS".

En suma, "es establecer conjuntamente una serie de parámetros que les permitan demostrar, atendiendo no solo a los objetivos de calidad acústica que establece la Junta sino a otros criterios, que cumplen y pueden prorrogar anualmente su autorización". De este modo, el concejal ha insistido en que "quienes cumplan con la normativa, no deben ver amenazada la continuidad de sus terrazas".

"Los hosteleros no tienen por qué tener ese miedo al articulo 11.2 de la Junta de carácter restrictivo porque nosotros entendemos que si son proactivos estaremos en la línea de la renovación de sus terrazas", ha reiterado, pero si se incumple el Ayuntamiento se reserva la libertad de no renovar.

Al respecto, Frutos ha valorado que "hemos conseguido el compromiso del alcalde, Francisco de la Torre, de establecer, conjuntamente Ayuntamiento y Mahos, una serie de parámetros que permitan demostrar, atendiendo no solo a los objetivos de calidad acústica que establece la Junta sino a otros criterios, que cumplen y pueden prorrogar anualmente su autorización".

"Aquellos que cumplan con la normativa no verán amenazada su terraza", ha destacado el presidente de los hosteleros, al tiempo que ha incidido en que la asociación "ha trabajado intensamente para lograr una reclamación de hace ya muchos años". Además, Frutos ha asegurado que "seguiremos en nuestro empeño de contribuir a la mejora de nuestra ciudad y la consolidación de un modelo sostenible y duradero".

ZONIFICACIÓN

Por otro lado, Del Río ha explicado que, si bien desde el Ayuntamiento "no se ve técnica ni jurídicamente viable" a día de hoy realizar una revisión de la zonificación de los usos del suelo, sí que se ha aceptado, a propuesta de los hosteleros, iniciar un estudio actualizado de los usos predominantes reales en las calles del centro histórico.

Esta radiografía permitirá a Ayuntamiento, vecinos y hosteleros conocer la situación real de uso del centro y sería un instrumento útil para tomar, desde el consenso de todas las partes afectadas, las medidas necesarias que generen un equilibrio de uso de esta zona de la ciudad. Igualmente se ha mostrado abierto a estudiar otros aspectos que preocupan al sector, fundamentalmente a los hosteleros no propietarios, relacionados con la transmisión de licencias.

Del Río ha subrayado, por tanto, que el Ayuntamiento va a llevar a cabo una serie de medidas con el objetivo de rebajar los niveles de ruido y dar cumplimiento a los objetivos de calidad acústica y fomentar la convivencia y el equilibrio entre el derecho al descanso por parte de los vecinos y la necesaria actividad empresarial, generadora de empleo en la ciudad.

Por otro lado, el presidente de Mahos ha destacado "la cohesión y unidad" que han demostrado los hosteleros durante estos meses para mostrar una postura de absoluto rechazo al ZAS y han insistido "en la clara intención del sector de contribuir al fomento de la convivencia y el equilibrio entre el derecho al descanso por parte de los vecinos y la necesaria actividad empresarial, generadora de empleo".

Consulta aquí más noticias de Málaga.