Arturo González Panero sale de declarar
El exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, a la salida de la Audiencia Nacional. EFE/Javier Lizón

Arturo González Panero —también conocido por 'El Albondiguilla'—, exalcalde de Boadilla del Monte, ha afirmado que mencionó en 2005 a Juanma Moreno Bonilla, candidato del Partido Popular en las elecciones andaluzas, las presiones que recibió del extesorero Luis Bárcenas para que adjudicara obras a ciertas empresas, supuestas donantes del partido. También ha asegurado que, antes de estas presiones, el expresidente Mariano Rajoy le dijo después: "Alcalde, haz caso a Luis".

Así lo ha expuesto en la declaración que ha prestado este miércoles voluntariamente ante el juez del caso Bárcenas, José de la Mata, al que ha detallado a quién avisó de las presiones de Bárcenas para contratar, entre otras adjudicaciones, a Constructora Hispánica para el mantenimiento de las calles del municipio, y que el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, le ofreció después 100 millones de pesetas, según él, con conocimiento del extesorero.

En la fecha que Gonzalez señaló (2005), Moreno era diputado del PP en el Congreso y secretario de Política Local, razón por la que recibió al exalcalde de Boadilla, a pesar de que pidiera reunirse con Soraya Sáenz de Santamaría, entonces secretaria ejecutiva de Política Autonómica y Local.

Cuenta que Rajoy le dijo que hiciera "caso" a Luis

'El Albondiguilla' ha detallado que, en la fiesta del primer aniversario del Centro Deportivo 'Manolo Santana', celebrada durante el verano de 2004 en Boadilla, Mariano Rajoy, entonces presidente del partido, le dijo, antes de que se produjera cualquier llamada del extesorero, que hiciera "caso" a Bárcenas y que él contestó que se lo haría cuando se pudiera.

La primera llamada del extesorero —explicaba— llegó entre diciembre de 2004 y enero de 2005 para pedirle que adjudicara a Constructora Hispánica el mantenimiento de calles de Boadilla: "Le dije a Bárcenas que yo no conocía ese procedimiento", ha añadido.

Meses más tarde le llamó Francisco Correa, líder de la trama 'Gürtel', para, según ha asegurado, ofrecerle "100 millones de pesetas" a cambio de una adjudicación a una de sus empresas. Y luego, en septiembre de 2005, recibió otra llamada de Bárcenas, ha relatado, para preguntarle si había hablado con Correa. "Le dije que los técnicos ya estaban elaborando el informe y que Constructora Hispánica no iba de las primeras y que no se le podía dar el contrato", ha apuntado.

Ciertas empresas que "ayudaban al partido"

González Panero ha afirmado ante el juez De la Mata que en esas llamadas el extesorero le decía que "las empresas en cuestión ayudaban al partido, colaboraban con el partido en campañas electorales", que al PP le "interesaba que les fuese bien".

Más adelante, en noviembre de 2005, según el exalcalde, fue a la sede del PP en la calle Génova 13 acompañado de Manuel Hornillo, secretario de Corporación de Boadilla, para quejarse de un concejal que Bárcenas le había impuesto en las listas electorales. A su recepción fue Moreno Bonilla y le contó las llamadas que había recibido, citadas con anterioridad en el texto.

La respuesta del actual candidato a presidir la Junta de Andalucía, según 'El Albondiguilla', fue darle las "gracias". "Me dijo gracias, lo tendremos en cuenta y adiós muy buenas", ha remarcado.

El hecho de que Rajoy le dijera que hiciera caso a Bárcenas unos meses antes de que se realizaran las llamadas denota que entre los dos existía una "muy buena" relación. "Todos conocíamos que en casa de Jesús Sepúlveda muchos viernes quedaban Ana Mato, Bárcenas, Javier Arenas, Rajoy... Sabíamos que era una persona absolutamente de confianza", ha explicado.

En declaraciones posteriores a los medios de comunicación, González Panero ha querido resaltar que su declaración he demostrado que él ya había advertido de las actividades del tesorero del partido, que además, según ha asegurado, "había dado la orden de acabar" con él por "no seguir las órdenes" de la adjudicación de contratos.

"Estructura organizada para cohechos"

Para Izquierda Unida (IU), que ejerce la acusación popular en la pieza sobre la presunta financiación ilegal del PP, lo "fundamental es que se corrobora que dentro del PP había una estructura organizada para ir impulsando cohechos en el conjunto del Estado a nivel municipal, autonómico e incluso estatal" y que en la propia formación se "tenía pleno conocimiento de estos hechos", porque "diferentes personas lo habían denunciado".

Así lo ha explicado el abogado del partido, Juan Moreno, para quien "es sintomático que el propio presidente del PP por entonces y luego del Gobierno, Mariano Rajoy, le indicase al alcalde de Boadilla que hiciese caso a Luis Bárcenas cuando ya estaba cometiendo diversas actuaciones irregulares".

"Hay elementos para poner en seria duda la credibilidad de todos los dirigentes del PP que han dicho no saber que había corrupción en su partido. Su posición es delicada", ha destacado el abogado, quien recuerda que "ya hay una serie de testigos", incluido el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, que han apuntado la existencia de "una trama que hacía llamadas y que presionaba" para conseguir las adjudicaciones.