Las actuaciones que se van a llevar a cabo en el edificio del antiguo Pósito de Grano consistirán un estudio de los elementos constructivos del inmueble mediante el análisis estratigráfico de los paramentos y la tipología edilicia; la limpieza de las bóvedas del subsuelo, actualmente colmatadas de rellenos de escombros y distintos materiales de desecho; y la eliminación de los añadidos modernos que alteran la configuración del espacio original, como tabiquería, enlucidos y solería, entre otras.

Todo ello, para conformar un recinto en el que instalar el nuevo centro de interpretación sobre la historia de la localidad, que en noviembre del año pasado era el escenario del hallazgo de un espectacular mosaico romano datado en el siglo II después de Cristo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.