El secretario de Usaga, Fernando Marrón.
El secretario de Usaga, Fernando Marrón. EUROPA PRESS

Esta pionera demanda en Asturias ha sido promovida por USAGA ante los numerosos daños provocados por el oso en esta ganadería del occidente asturiano en agosto de 2017. Si bien la sentencia no obliga a la Administración a pagar al ganadero tanto como este demandaba, desde USAGA, su coordinador Fernando Marrón, ha mostrado la satisfacción ante el fallo que a juicio de la organización marca "un antes y un después en los daños de fauna salvaje, un comienzo para empezar a cambiar las cosas".

"La sentencia, contra la que no cabe recurso, reconoce lo que pedíamos y en ella el juez reconoce el lucro cesante, los corderos que esta familia dejó de vender por culpa del ataque del oso, e incluso se tienen en cuenta los daños en el cercado y en la instalación", ha explicado Marrón.

Tras este fallo desde USAGA entienden que la Administración deberá tomar alguna decisión, porque si ya no podían hacer frente a los pagos según los baremos actuales difícilmente podrán hacerlo a los posibles fallos judiciales.

Desde USAGA esperan que esta sentencia abra la puerta a numerosas demandas por parte de los ganaderos, de hecho ya hay más reclamaciones preparadas para trasladar al juzgado. Todo ello a pesar de que el coordinador del colectivo ha insistido en que no es dinero lo que

quieren los ganaderos.

"Ni por ese dinero ni por mucho más queremos que se nos maltraten animales como hacen los osos o lobos cuando les arrancan la piel a tiras, lo que queremos es producir con buena calidad y cumpliendo todas las obligaciones que nos imponen las administraciones", ha manifestado Marrón, que ha indicado que el colectivo lo único que hace es defender al sector.

ÚLTIMA EXPLOTACIÓN DE OVEYA XALDA

Por su parte el dueño de la explotación, Segundo Menéndez, ha asegurado que antes del 31 de diciembre presentarán una nueva demanda ante el juzgado porque los daños los sufren "un día sí y otro también".

Así, pese a que frente a los 900 euros en los que la Administración valoró los daños, ahora

deberán recibir "unos 9.000 euros" por mandato judicial, este ganadero no podrá mantener la explotación abierta.

"Nos vemos obligado a cerrar la última explotación que existe a día de hoy de oveya xalda en producción ecológica-una raza autóctona en peligro de extinción-. Esto será el final para nosotros pero va a ser el principio para la Administración que nos debe más respeto", ha lamentado Menéndez.

Consulta aquí más noticias de Asturias.