Así lo ha indicado la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, que ha señalado a los periodistas que "ya se ha activado el protocolo" de atención a la víctima y que incluye la interposición de la correspondiente denuncia, además de prestar la atención psicológica y médica que precise. Además, ha mostrado el "total apoyo" a la facultativa agredida.

"Como saben trabajamos en total coordinación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la protección de

todo el personal sanitario", ha dicho Cobo. "Tenemos un protocolo que en este caso ya se ha activado de atención a esta víctima, que tiene que ver con la atención psicológica,

por supuesto la médica sui fuera necesario aunque parece que la lesión no ha sido excesivamente grave", ha señalado.

Ha incidido en que las agresiones al personal sanitario "sí que es verdad que tiene un impacto psicológico muy fuerte" por lo que "se han activado todos los protocolos de protección a esa persona".

Sobre la posibilidad de que se tratara de una agresión que estuviera motivada por el hecho de que la doctora fuera mujer, Cobo ha dejado claro que se trata de "un hecho puntual" ya que "parece que la persona, por lo que nos decían desde la Policía Nacional, estaba afectada por el consumo de estupefacientes y es algo muy difícil de evitar".

En este sentido, ha apuntado que resulta "muy difícil" evitar una agresión como la ocurrida en Linares cuando "una persona que la vas a atender en urgencias y que sin mediar palabra, sin una previa discusión te agrede".

En esta línea se ha pronunciado también el comisario provincial del CNP, José Miguel Ayala, que, en declaraciones a los medios, ha incidido en que el agresor "fue un ciudadano que estaba bajo los efectos de sustancias estupefacientes y se acercó a un centro médico para ser atendido".

Ha añadido que "el estado que tenía era totalmente alterado y de nerviosismo" por lo que en el momento en el que la doctora, que se encontraba de guardia, se acercó, "sin mediar palabra" la agredió. El presunto agresor fue detenido como presunto autor de un delito de atentado a la autoridad.

El presunto agresor está llamado a declarar nuevamente este miércoles ante el responsable del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Linares, que es el que lleva el caso. En un primer momento, el presunto agresor quedó en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Jaén.