Santiago Rodríguez, Fernando Lastra, María Ornella y Laureano Lourido
Santiago Rodríguez, Fernando Lastra, María Ornella y Laureano Lourido EUROPA PRESS

Así lo ha señalado en rueda de prensa en El Musel, acompañada del consejero de Infraestructuras del Principado, Fernando Lastra, y los presidentes de las dos autoridades portuarias asturianas -Gijón y Avilés-, Laureano Lourido y Santiago Rodríguez, respectivamente.

Y si bien ha indicado que es cierto que al presidente de El Musel le preocupa la disminución de carga que puede haber, este hecho está estudiado "perfectamente" en lo que son las cuentas de la Autoridad Portuaria. Ha apuntado, a este respecto, que en la economía, que es bastante cambiante, suelen ir reconduciendo determinadas actividades gracias a la diversificación.

Ornella, sobre su visita a Asturias, ha destacado, asimismo, que para ella es muy importante conocer los puertos físicamente y cómo están estructurados. Unido a ello, ha recordado que desde Puertos del Estado se ha impulsado la redacción de un nuevo marco estratégico, ya que el último era de 1997.

Esto, según ella, es muy importante, ya que de este devienen los planes estratégicos de cada puerto. Se han remitido, para ello, los cuestionarios a las autoridades portuarias y a las comunidades autónomas, y, en una tercera fase, se seguirá con el resto de administraciones implicadas, como pueda ser Aduanas, pero también se enviará a clientes y usuarios.

Junto a ella ha intervenido Lourido, quien, respecto a la descarbonización, ha confesado que la situación preocupa, y mucho, pero no es "ni caótica ni apocalíptica", ha apostillado. Ha explicado, además, que la pérdida real del carbón, hasta 2030, es en torno a dos millones de toneladas al año, que sería compensada con dos millones de gas que tendría que entrar cuando la regasificadora entre en funcionamiento.

Es por ello, que se produciría un equilibrio. Además, están también en otros proyectos para nuevos tráficos, a lo que ha insistido en que no hay que tener una visión "apocalíptica" de El Puerto, que incluso está adelantando pagos de deuda.

En otro orden de asuntos, y sobre la venta de la EBHI, la presidenta de Puertos de Estado, ha remarcado que no se trata de un capricho, sino que la legislación, siendo prestador de servicios y recaudador de tasas, no tiene previsto que lleve la gestión. Ha apuntado, sobre este tema, que antes muchas autoridades portuarias formaban parte de sociedades, y eso obligaba a una tramitación" más lenta". Eso sí, ha dicho ser consciente de la dificultad de vender la participación de la que disponen, por lo que se colabora en la transmisión de información.

A esta cuestión se ha referido también Lourido, quien ha dejado claro que no hubo un fracaso en la venta. Ha recalcado que había un cuaderno de venta que tenía tres lagunas legales que se han corregido y se ha remitido a Puertos del Estado. Queda por vender, según él, las acciones que se sacarán cuando el cuaderno de ventas sea aprobado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.