Ramón Argüelles (IU) y Adrián Barbón (FSA-PSOE)
Ramón Argüelles (IU) y Adrián Barbón (FSA-PSOE) EUROPA PRESS

Con este escenario de fondo, Barbón ha pedido a PP, Ciudadanos y Foro en Asturias que tengan una "posición clara" en defensa de la democracia, alejados de radicalismos. En la rueda de prensa que han ofrecido juntos Barbón y Argüelles para rubricar el pacto presupuestario, el líder de los socialistas asturianos ha señalado que fue la moción de censura de Pedro Sánchez el punto de partida que explica la "radicalidad" de las fuerzas de la derecha. "La derecha lleva muy mal cuando la izquierda gobierna, creen que el poder es parte de su herencia", ha subrayado.

Esta "radicalización" responde también a su juicio a que "sacar al PP del Gobierno rompió el plan de Ciudadanos" para tener un Gobierno "cada vez más débil" en su pretensión de "sustituir a la derecha".

Respecto a la "aparición estelar de la extrema derecha", Barbón ha reconocido tener "miedo", y ha señalado que esto hace a la izquierda "actuar y defender de manera más activa la democracia" frente a su "amenaza".

Lo más preocupante, según Barbón, no es que aparezcan fuerzas de "extrema derecha", sino que "las derechas de este país, en lugar de reaccionar de forma tajante, con un muro de contención y diciendo que no están dispuestos a coqueteos con la extrema derecha, son incapaces de decir que VOX es un partido de extrema derecha". "Me parece muy grave", ha dicho.

"LOS REPRESENTANTES TENEMOS QUE APELAR A LA CALMA", SEÑALA ARGÜELLES

El líder de IU en Asturias, Ramón Argüelles, por su parte, ha puesto el foco en el hecho de que la presidenta del PP dijo que el PSOE había pactado "con radicales" las cuentas, subrayando que no la ha escuchado decir que partidos como VOX sean radicales.

De cara a las elecciones autonómicas y municipales que se avecinan, Argüelles ha pedido que estas no sean "ejemplo de frentismo", ya que lo único que se conseguiría con unas elecciones en esta clave sería "crispar ánimos y radicalizar posturas".

"Lo que tenemos que hacer es impulsar medidas para la gente" y no contribuir a la crispación, ya que la sociedad "está cansada" de ver a los dirigentes políticos "dándose galletas continuamente". No obstante, ha señalado que, si otras fuerzas "quieren crispación", la habrá, como a su juicio se aprecia en Andalucía.

Los dirigentes políticos, ha señalado, deben "apelar a la calma, al consenso y negociar", en lugar de ganar las elecciones a través de "insultos". "Nosotros intentaremos bajar el tono", ha prometido.

Consulta aquí más noticias de Asturias.