Acto Constitución en Ciudad Real
Acto Constitución en Ciudad Real DIPUTACIÓN

Paz, democracia, diálogo, consenso son algunas de las palabras que más se han repetido este miércoles durante el debate que se ha producido en el desayuno informativo organizado por la Diputación de Ciudad Real y La Tribuna con el título '40 años de Democracia, 125 años de historia provincial'.

Caballero ha destacado la apuesta de la Diputación para conmemorar el 125 aniversario del Palacio provincial junto con el 40 de la Constitución Española con el objetivo de que las nuevas generaciones "conozcan este espacio y ese momento histórico de consenso y renuncias que ha dado lugar al período más largo de la historia de España de paz, libertad y desarrollo".

El máximo responsable de la institución provincial ha defendido que, en un momento en el que se cuestionan por parte de algunos sectores de la sociedad, es bueno reivindicar los valores de una Carta Magna que ha permitido que la provincia y el país estén en mejores condiciones de abordar retos "de las que tenían nuestros antecesores".

Asimismo, ha aprovechado su intervención minutos antes del inicio del acto para pedir a todos los implicados para que "se recupere ese espíritu de consenso, diálogo y renuncia para que -parafraseando al diputado constituyente de Ciudad Real Manuel Marín- ganemos todos".

CONSENSO Y DIÁLOGO

En términos similares se ha pronunciado José María Barreda, quien ha apostado porque, en unos momentos en los que se reivindica la memoria histórica, no se haga sólo en lo referente a la Guerra Civil y la dictadura sino que "está bien que recordemos uno de los mejores episodios de la historia de España, en la que el país se organizó con libertad y paz. Porque si nuestros abuelos dirimieron a cañonazos sus diferencias, nuestros padres lo hicieron desde el consenso y el diálogo".

A este respecto, ha destacado que "hay que celebrar" la capacidad de los españoles para, "sin amnesia", pasar de una dictadura a una democracia y de un estado centralizado al de las autonomías "inaugurando el periodo más fructífero de la historia contemporánea".

CONSTITUCIÓN VIGENTE

Un periodo que, en opinión de Francisco Cañizares de Lera, fue posible gracias a una Constitución que tiene más vigencia que nunca, por lo que ha estimado que "las presiones de unas partes muy localizadas, que tienen un espíritu diferente al de la Carta Magna, no debe ser motivo para llevar a cabo una reforma profunda de la misma".

Asimismo, tras destacar que desde la paz se alcanzó la democracia, la política y la pluralidad, ha mostrado su deseo de que, "una vez pasados los oleajes turbios", se encauce una normalidad que ponga término "a estos estados de desconfianza u temor al futuro. Y se haga independientemente del partido al que pertenezca cada uno porque, al final, lo que cuenta es la bondad de las personas.