Foto de archivo de la reunión de la Comisión Mixta de Transferencias
Foto de archivo de la reunión de la Comisión Mixta de Transferencias H.Bilbao - Europa Press

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha revelado que, en el aniversario del Estatuto, el pasado 25 de octubre, Urkullu remitió al presidente del Gobierno central una carta para pedirle el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika.

Urkullu también se puso en contacto con Sánchez tras las declaraciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, del pasado 22 de noviembre en Vitoria, en las que aseguró que no estaba sobre la mesa la transferencia a Euskadi de la competencia de prisiones, lo que logró que se "clarificara" por el Gobierno central que esta materia estaría en la negociación con el Ejecutivo vasco, según ha declarado el consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Erkoreka ha señalado que es cierto que las dos transferencias prioritarias para el Ejecutivo de Iñigo Urkullu son las de prisiones y la gestión económica de la Seguridad Social, a las que "no renuncia".

En cuanto a la última de ellas, ha admitido su "complejidad técnica y jurídica", y ha afirmado que, si se supeditaran los traspasos a que ésta fuera la primera en materializarse, se condenaría al proceso de transferencias "a bloquearse definitivamente".

Según ha explicado, "la discrepancia podrá expresarse más claramente, seguramente, en lo que respecta a prisiones". "El Gobierno central dice que es una transferencia compleja y el Gobierno Vasco lo niega rotundamente. No hay complejidad ni jurídica ni técnica ni económica que justifique un retraso de esa transferencia", ha apuntado.

El portavoz del Ejecutivo vasco ha afirmado que la agenda la tiene que marcar el Gobierno central porque le corresponde "el impulso del proceso de transferencias". "Hasta la fecha nunca ningún Gobierno, ni del PSOE ni del PP, había llegado hasta el extremo de comprometerse por escrito con un calendario o un plan de trabajo", ha aseverado.

"COMPROMISO INÉDITO"

Por ello, ha dicho que el compromiso del Ejecutivo del PSOE "no tiene precedente" y es "inédito". Para Josu Erkoreka, "se podrá discrepar o no del orden de prioridades que establece el Gobierno central a la hora de fijar ese calendario, pero el Gobierno Vasco no va a renunciar a la posibilidad de hacer efectivas las transferencias porque discrepe de orden establecido". "Parece que para fin de año, así se comprometió la ministra (Meritxell Batet), tendremos ya formalmente este documento", ha manifestado.

Erkoreka ha insistido en que el Ejecutivo vasco "compartirá más o menos las prioridades que se recogen en ese documento", pero "no hará ascos", por ello, a la posibilidad de negociar una transferencia. "No haremos ascos ni rechazaremos ninguna posibilidad, porque no estamos en condiciones de hacerlo, de materializar transferencias que sean tangibles, que estén ya sobre la mesa", ha precisado.

EL LEHENDAKARI Y PEDRO SÁNCHEZ

Asimismo, ha explicado que Pedro Sánchez e Iñigo Urkullu mantienen comunicación fluida por teléfono y por WhatsApp, y entre los asuntos que abordan con frecuencia, están el autogobierno y el cumplimiento del Estatuto.

En esta línea, ha revelado que en el aniversario del Estatuto, 25 de octubre, Urkullu remitió a Sánchez una carta para decirle que en esa jornada, que "algunos estaban celebrando, que el mejor tributo que se le puede rendir es darle cumplimiento, una Ley que lleva ya casi en vigor casi 40 años y está incumplido". "Y le lanzó una propuesta para que elaborara su propio calendario y plan de trabajo, de cara al cumplimiento íntegro del Estatuto", ha apuntado.

Además, ha indicado que la Administración central analizó el documento, ha elaborado el suyo y ha remitido un borrador inicial que hora contrasta el Gabinete Urkullu.

Tras las declaraciones del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre que la competencia de prisiones no estaba sobre la mesa, Erkoreka ha dicho que el lehendakari, "en ese marco de comunicación que tiene con el presidente del Gobierno, hizo alguna observación o intercambió impresiones, y el resultado fue evidente porque el panorama se clarificó al cabo de muy pocas horas y desde el Gobierno central se emitieron mensajes en otra dirección".

De esta forma, se ha referido al hecho de que el Gobierno central puntualizara que esta materia está comprometida para traspasar y se iba a incorporar al calendario de transferencias.

SEGURIDAD SOCIAL

En cuanto al traspaso de la gestión económica de la Seguridad Social, ha reconocido que es "compleja y no tiene precedentes", y se estaría "desbrozando un terreno inédito, desconocido, y minado por un número no desdeñable de sentencias del Tribunal Constitucional que han ido dificultando cualquier acuerdo".

"Esto no se resolverá de la noche a la mañana. El Gobierno Vasco no renuncia a esa competencia, y creo que el Gobierno central tampoco. El otro día se lo recordé a la ministra, y ella reconoce que aparece expresamente recogida en el Estatuto", ha remarcado.

Por ello, ha señalado que Batet "asume que es una transferencia que, antes o después, de una manera u otra, hay que abordar y materializar, con un contenido u otro". "En la medida en que el Gobierno central asume que ahí hay una deuda pendiente con Euskadi, eso deberá figurar de alguna manera que nos la deben, aunque no sea calendarizada, y que algún día tendremos que hincarle el diente", ha subrayado.

Lo que el Gobierno Vasco puede hacer, según ha especificado, es insistir en que se constituyan ya los grupos de trabajo para que "se vaya desbrozando el camino" para que, cuando llegue el momento el traspaso de esa materia, sea posible, pero "poco más".

ELECCIONES

El consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno ha apuntado que, si la legislatura "se quiebra o no de manera abrupta, es algo que corresponde solo al ámbito de decisión exclusivamente del presidente del Gobierno". "El Gobierno Vasco nada sabe y nada puede hacer al respecto para modular eso", ha manifestado.

En todo caso, cree que un hipotético adelanto electoral "puede quebrar el planteamiento negociador de las transferencias", pero ha subrayado que el documento que se elabore "tendría continuidad" si el próximo Ejecutivo fuera otra vez socialista, aunque ha admitido que, si estuviera otro partido, "sería más complicado".

ALONSO Y CASADO

En cuanto a las declaraciones realizadas este martes por el presidente del PP, Pablo Casado, y por el líder de los populares vascos, Alfonso Alonso, en las que se mostraron contrarios a las transferencias de prisiones y la Seguridad Social, ha recordado que "ninguno de ellos ha destacado jamás por ser entusiastas comprometidos con el Estatuto".

Sobre Alonso, ha apuntado que nunca se habría imaginado que se convirtiera ahora "en el más activo boicoteador de su cumplimiento, porque hay un salto cualitativo entre no ser entusiasta e intentar boicotearlo, e invitar a todo el mundo a que lo incumpla sistemáticamente".

"En Euskadi se habla mucho últimamente del Estado de Derecho y la vulneración más grave del Estado de Derecho que padecemos en Euskadi, en este momento, es el incumplimiento de la norma institucional básica de la Comunidad Autónoma que, 40 años después de su aprobación, todavía está incumplida objetivamente y, encima, hay personalidades señeras de la vida política que salen a la palestra pública apostando abierta y expresamente por el incumplimiento de la Ley", ha destacado, para considerar que se trata de "una paradoja incomprensible".

Por ello, ha pedido a todos "los que están implicados y que invocan el Estado de Derecho cada vez que hay analizar algún fenómeno en la realidad política vasca, ponga el énfasis en esta cuestión, y llamen la atención sobre lo anómalo que resulta que todavía el Estatuto esté sin cumplir".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.