Agente de la Policía Nacional
Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional. Europa Press

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un ciudadano filipino de 31 años de edad reclamado internacionalmente por Noruega por agredir sexualmente, en varias ocasiones, a una niña de diez años cuando se encontraba a su cuidado, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

El arresto se ha producido gracias al canal de cooperación policial internacional que, a nivel europeo, brinda la plataforma ENFAST —European Network of Fugitive Active Search Teams— Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos.

A través de este canal se lleva a cabo el intercambio de información operativa relativa a casos de especial relevancia para los Cuerpos Policiales de los países integrantes, entre los que se encuentra España en calidad de socio fundador y Punto Único de Contacto.

La investigación, definida como prioritaria de carácter urgente tanto por las autoridades policiales de Noruega como las españolas, comenzó en el marco de la colaboración policial internacional.

Viviendo en Madrid

Tras diversas gestiones, los agentes localizaron en Madrid la vivienda del fugitivo en la que residía con su mujer y sus dos hijas, de tres y un año de edad, y hace pocos días era detenido.

Los hechos por los que era buscado por las autoridades de Noruega se remontan al año 2015 cuando, en varias ocasiones, el fugitivo obligó a la víctima, una niña de diez años, a realizar actos graves de índole sexual.

La niña se encontraba al cuidado del detenido, circunstancia que aprovechó éste para llevar a cabo el abuso sexual. El hombre ha trabajado durante años al cuidado de los menores en varios países, entre ellos España, por lo que se llevan a cabo las gestiones para averiguar la posible existencia de más víctimas.