Conductor
Una persona, al volante en su coche. GTRES

El Gobierno ha decidido modificar algunos de los pasos para sacarse el carné de conducir a partir de 2019. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha puesto en marcha un real decreto que cambia algunos puntos el Reglamento General de Conductores y con el propósito de que entre en vigor el 1 de julio del próximo año.

El borrador del real decreto plantea una revisión del actual sistema formativo, tanto en la formación del conductor como en los exámenes para obtener el carné de conducir. "La evidencia nos muestra que en la accidentalidad intervienen más las actitudes que el propio desconocimiento de las normas", recalca el texto.

En este sentido, los cambios que se plantean son varios:

Ocho horas presenciales obligatorias

Las personas que quieran obtener cualquier permiso de conducir en España estarán obligadas a recibir ocho horas presenciales de formación en la autoescuela, algo que ya ocurre en al menos 25 países europeos y que la Dirección General de Tráfico quiere impulsar para evitar que los futuros conductores se saquen el carné haciendo un test en casa o mediante cursos online. El curso en cuestión se centrará en tratar a los colectivos vulnerables, como pueden ser los ciclistas o los peatones, pero también hablará de la seguridad al volante, el consumo de alcohol o de la importancia de las distracciones, en concreto el uso del teléfono móvil.

Examen teórico

En los cursos se incluirán también testimonios de afectados por accidentes de tráfico con el objetivo de sensibilizar. Además, en el caso de los exámenes teóricos se ampliará el tiempo para realizarlos, puesto que se incorporarán preguntas con vídeos. Según apuntaron desde la DGT, este modelo de prueba podría reducir el porcentaje de error a solo un 10%.

Exámen práctico

Por otro lado, la propuesta de reforma del Reglamento General de Conductores también afecta al examen práctico o prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico. Así, si el futuro conductor suspende el primer examen práctico, deberá esperar como mínimo quince días para examinarse de nuevo. Entre la segunda y la tercera prueba tendrán que mediar al menos 30 días. Y entre la tercera y la cuarta (así como en las siguientes) serán necesarios como mínimo 20 días. Cada vez que el alumno suspenda una prueba deberá recibir al menos cinco clases prácticas más antes de volver a examinarse.

GPS en motos

Otra novedad se refiere a la prueba práctica de circulación en vías abiertas al tráfico para los aspirantes con hipoacusia o pérdida de la capacidad auditiva a a la hora de obtener el permiso A1 (motos de hasta 125 centímetros cúbicos) o A2 (motos de mayor potencia). En los casos en que el alumno no pueda recibir las instrucciones mediante un intercomunicador, tendrá el itinerario en un navegador GPS para moto, donde aparecerán puntos intermedios que deberá alcanzar y el destino final.

Edad mínima

Para la obtención de los permisos C, D, D1, C+E, D+E y D1+E, la edad mínima se reduce a 18 años, siempre y cuando se cuente ya con el Certificado de Aptitud Profesional.

Permiso B

También habrá cambios en los tipos de vehículos que se podrán conducir si se dispone del permiso B. El borrador presentado por Interior y la DGT apunta que, si se tienen al menos, dos años de experiencia, se estará habilitado para conducir automóviles destinados al transporte de mercancías con una masa entre 3.500 y 4.250 kilos.

Nuevos test

Además, para realizar el examen teórico específico (obligatorio para todos los permisos salvo el A, que faculta a conducir cualquier moto o triciclo, y el B, necesario para conducir coches) también se necesitan horas presenciales, concretamente seis, para los permisos AM, A1 y A2 (ciclomotores y motos de distinta cilindrada) y dos en el resto de permisos. En esas seis horas, se introducirán nuevos test, centrados sobre todo en estudiar los factores de riesgo, así como las maneras correctas de conducir una moto.

Encuesta

¿Te parecen bien las nuevas medidas de la DGT en el carné de conducir?