Un sacerdote casa a ‘Pepita’, la elefanta fea
La elefanta Pepita y Luka, ayer durante la ceremonia (M. Lorenzo / EFE).
Podría ser madre dentro de 22 meses. Un sacerdote bendijo ayer en el parque Terra  Natura de Benidorm la unión entre Pepita, la elefanta fea, y Luka, un macho de cinco toneladas que la ha rondado en época de celo.

Al grito de «¡Vivan los novios!», la pareja recibió como regalo de boda dos anillos hechos de frutas y ficus, un manjar muy apreciado por los elefantes.

La elefanta fea, como ya publicó 20minutos, fue rechazada hace un año por la manada por no responder al canon de belleza de su especie: es delgada, patilarga y tiene los huesos de la mandíbula muy marcados.

Desde Terra Natura albergan esperanzas de que Pepita pueda ser madre dentro de 22 meses, periodo de gestación del elefante asiático, en peligro de extinción.