Volkswagen
Sede de Volkswagen en Wolfswurgo, Alemania. Rainer Jensen / EFE

La Audiencia de Augsburgo (sur de Alemania) ha condenado a Volkswagen a restituir a un ciudadano alemán el importe completo de lo que pagó en 2012 por un vehículo modelo Golf con motor diésel equipado con el software que manipulaba las emisiones reales de CO2.

En su sentencia, dictada el 14 de noviembre y difundida por el diario local Augsburger Allgemeine, entre otros medios, el tribunal dictamina que VW deberá restituir al querellante el monto total de lo pagado entonces -29.907,66 euros-, más intereses.

El dueño del automóvil, a su vez, deberá devolver al fabricante su Golf, del tipo Plus Trendline y con motor diésel EA 189, según consta en la sentencia.

En la argumentación de la sentencia se constata que el automóvil no cumple con las condiciones establecidas por la normativa Euro-5, lo que motivó al demandante a presentar su querella por considerarse "defraudado" por Volkswagen.

El tribunal alemán considera, además, que el dueño del automóvil no debe acarrear con los denominados "gastos de uso" del vehículo en estos años, desde su adquisición hasta el momento.

VW pagará el precio total del automóvil

Se trata de la primera vez que un tribunal alemán condena a VW a pagar el precio total del automóvil, sin descontar siquiera gastos derivados de su uso, lo que según el abogado del querellante es un precedente judicial.

Hasta ahora, las demandas presentadas en Alemania por particulares contra VW, sustentadas en el escándalo de la manipulación de las emisiones en determinados modelos diésel, se han visto desestimadas o están aún pendientes de resolución.