La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado España tiene que "estar presente" en cualquier decisión referente a Gibraltar dentro del acuerdo entre el Reino Unido y la UE sobre el 'brexit', una posición que ha calificado de "irrenunciable". "Queremos que (la UE) perciba que somos socios leales y que atienda esta petición", ha añadido, si contestar de forma clara si Pedro Sánchez acudirá o no al Consejo extraordinario del domingo. 

Ha dejado, por tanto, en el aire la asistencia del presidente —"No especulo"— para reforzar la exigencia del Ejecutivo sobre un cambio en el artículo 184 del Tratado de divorcio y en la declaración política que ultiman los líderes de la UE. Tampoco ha querido comentar, pese a las reiteradas preguntas de los periodistas, si sería suficiente un texto complementario por parte de Bruselas que aclarara que España tendrá voz y voto en este asunto.

Celaá ha explicado que el Gobierno está "trabajando" para que Bruselas haga modificaciones y que las novedades podrían darse en cualquier momento. "No hay otra alternativa", ha insistido una y otra vez en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, "somos un Gobierno europeista, queremos que haya acuerdo (...) que la UE se tome más interés".

Por otro lado, ha dicho que "es falso" que el Ejecutivo estuviera advertido de que podría pasar algo así, como ha sugerido el popular Pablo Casado, y que la prueba son "el protocolo y los cuatro memorandos" ya firmados.