Visita de Pedro Sánchez a Cuba
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra, llegan a la Plaza de la Revolución de La Habana para realizar una ofrenda foral en el monumento a José Martí. Juanjo Martín / EFE

Telefónica, Aena, Iberia o Air Europa figuran entre las 24 compañías que viajaron este jueves en el avión del presidente de Gobierno español, Pedro Sánchez, para la visita oficial a Cuba. Este viernes participarán en un foro empresarial junto a otras 168 empresas, algunas de titularidad mixta. Entre ellas estarán las también españolas Aguas de Barcelona, Meliá o Tabacalera.

Este viernes es la jornada central de la visita de Sánchez a Cuba y tendrá un marcado carácter económico. Además de estrechar lazos políticos, la primera visita oficial que hace un presidente español a la isla en 32 años tiene innegables objetivos económicos.

En abstracto, consiste en no quedarse fuera de la apertura económica del régimen cubano. En lo concreto, el Gobierno quiere agilizar el fondo de contravalor por más de 400 millones de euros que formó parte del acuerdo de condonación de deuda de 2016. El objetivo es destinarlo a financiar proyectos de empresas españolas y mixtas.

También, según explicaron en la Moncloa, se busca avanzar en la resolución del problema de los impagos a compañías españolas por parte del Estado cubano.

Foro empresarial

La jornada de este viernes empezará con un desayuno con las 24 compañías que llegaron a La Habana a bordo del avión oficial para participar en el foro empresarial que se celebrará a continuación.

Telefónica y Aena son las dos únicas empresas del Ibex 35 que ha llevado el presidente a Cuba. Dentro del sector turístico (tanto del alojamiento como de la restauración), también ocuparon sus lugares en el avión Iberia, Air Europa, el grupo Iberostar, la Naviera Elcano y el Grupo Abades. En el foro económico se les unirán Meliá y Globalia como representantes españoles del área turística.

Sánchez tiene previsto dar un paseo por el centro histórico de La Habana, que está siendo restaurado con la ayuda de la cooperación española y es muestra de la fiebre renovadora que vive el país. Esto explica la presencia en el avión presidencial de empresas del sector de la construcción como Torrescamara, Teconsa o la multinacional Kodysa. También participan en la visita oficial a la isla caribeña la cooperativa industrial Mondragón y las empresas de ingeniería Sampol y Grupo Resa.

Junto a ellas, viajaron con Sánchez las consultoras y bufetes especializados en lobby Llorente y Cuenca, Gómez-Acebo&Pombo, y Uría y Menéndez. Tambíen forman parte de la delegación la patronal CEOE y su recién elegido presidente, Antonio Garamendi.

Por su parte, Solventis y Cofides integran la lista de empresas financieras, donde también figuran el Grupo Soledad -de fabricación de neumáticos-, Destilerías MG, Colegios Gestores Administrativos de España y la compañía de distribución de alimentos Mercasa.

En el foro coincidirán con Bankia, Barceló, Tabacalera, Conservas Cambados, Freixenet o empresas mixtas hispano-cubanas como Canaragua y Aguas de La Habana, participadas por Aguas de Barcelona.

Díaz-Canel sí; Raúl Castro, no

Pedro Sánchez comprobará la transición en el Gobierno en carne propia en una visita en la que no se verá con ningún político apellidado Castro.

Raúl sigue siendo primer secretario del Partido Comunista pero no participará en la agenda de Sánchez que empezó este jueves con un encuentro con el presidente, Miguel Díaz-Canel, en el Palacio Presidencial, seguido de una cena.