Detenidos en Francia dos terroristas huidos del comando que atentó en la T-4

Atentado de ETA en el aeropuerto de Barajas.
Atentado de ETA en el aeropuerto de Barajas.
Susana Vera / REUTERS

Agentes de la unidad de intervención de la policía francesa han detenido en la tarde del viernes en San Juan de Luz a a tres presuntos etarras dentro de una investigación sobre las finanzas de la banda terrorista.

Dos de ellos, Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián, formaron parte del "comando Elurra"autor del atentado en el aparcamiento de la T-4 de Madrid-Barajas que acabó con la vida de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio el 30 de diciembre de 2006 en Madrid.

Iturbide y San Sebastián eran los únicos miembros del comando en libertad después de que el pasado 6 de enero la Guardia Civil arrestara en Mondragón (Guipúzcoa) a sus compañeros Igor Portu y Mattin Sarasola.

El otro integrante arrestado es Martínez Mur, veterano de la organización.

Todos en casa de Mur

San Sebastian e Iturbide se alojaban en la casa de Martínez Mur, al que ya se le relacionaba con ETA en los años 80, precisaron las fuentes.

El registro de la vivienda ha comenzado y continuará hasta el sábado.

Los servicios de información de la policía francesa alertaron a la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la policía judicial de que San Sebastián e Iturbide se habrían refugiado en casa de Martínez Mur, en San Juan de Luz.

Efectivos del RAID, cuerpo de elite de intervención de la policía francesa, intervinieron en la operación y neutralizaron a sus ocupantes, indicaron las fuentes.

En el momento del arresto, los presuntos etarras no portaban armas, pero no se sabe por el momento, al no haber concluido el registro, si las había en la casa.

Las fuentes negaron que la operación se hubiera lanzado por la sospecha de que en la vivienda estuviera el máximo jefe militar de ETA, Garikoitz Azpiazu, "Txekori".

Los tres presuntos etarras detenidos pasarán la noche bajo arresto en la comisaría de Bayona antes de asistir mañana a la continuación del registro de la casa.

El fin de la tregua

La participación de Joseba Iturbide en el atentado de la T-4 no está acreditada, aunque sí la de los otros tres miembros del denominado 'comando Elurra', formado en 2001 y que había perpetrado atentados desde 2005.

Precisamente fue Matin Sarasola el encargado de formar el comando de 'legales' entre su círculo de amistades en 2001 por orden y en colaboración con José Antonio Aranibar Armendoz, arrestado el 2 de julio de 2007 en compañía de otros dos etarras a los que acababa de entregar una furgoneta-bomba destinada a explotar, probablemente en Navarra, coincidiendo con el Debate sobre el Estado de la Nación. Aranibar Armendoz es natural de Vera de Bidasoa, una localidad muy próxima a Lesaka.

Una vez formado el comando en 2001 comienza a ser operativo al año siguiente encomendándosele funciones de 'mugalarì, los terroristas dedicados a ayudar a cruzar la frontera a otros miembros de la banda. En 2004 recibieron orden de elevar sus atribuciones y dedicarse a la distribución de armas y explosivos entre los miembros de la organización terrorista.

ETA dió la orden en 2005

Según el relato del ministro, a mediados de 2005 dieron el paso más significativo y la dirección de ETA les ordenó comenzar a atentar. Se 'estrenaron' con la colocación de un coche-bomba contra la discoteca guipuzcoana Bordatxo en tareas de apoyo al 'comandò que perpetró la acción, que no ocasionó víctimas mortales pero destrozó el local.

En septiembre de 2006, en plena tregua, dos de los miembros del 'comando', Matin Sarasola y Josu Iturbide, recibieron la orden de irrumpir en un acto de homenajes a etarras muertos en una campa del monte Atxirulegi (Guipúzcoa). Encapuchados y armados con sendos fusiles G-3 dispararon varias veces al aire después de que un tercer individuo, también con la cara tapada, leyese un texto en el que aseguraba que los 'gudaris' tenían «la sangre preparada» para darla por Euskal Herria. Después, los encapuchados huyeron por el momento a la carrera.

Castellón, un objetivo fallido

Su siguiente actuación criminal tuvo lugar en Barajas. El ministro del Interior dijo no poder ofrecer más datos sobre cómo se cometió el atentado, ciñéndose a que fueron los tres citados los autores materiales del mismo.

Ocho meses después, el comando de 'legales', en concreto Igor Portu y Matin Sarasola, reapareció en Castellón haciendo estallar una furgoneta en un olivar al sentirse seguidos por la Guardia Civil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento