«En El Palmar hemos aprendido a ignorarnos de manera civilizada»
La pescadora Carmen Serrano (agachada).

La Comunidad de Pescadores de la pedanía valenciana de El Palmar acordó ayer por mayoría --83 votos a favor, 39 en contra y una abstención-- admitir a las seis vecinas que presentaron una demanda para pedir su ingreso en este colectivo, tras ser rechazadas por la junta directiva, según informó la portavoz de las afectadas, Carmen Serrano.

La comunidad de pescadores sometió a votación la decisión
La dirección de la comunidad convocó este jueves a una reunión a todos los socios para votar la admisión de estas seis vecinas, después de que hace aproximadamente un mes el titular del juzgado de primera instancia número 23 de Valencia estimase la demanda interpuesta y les condenara a admitirlas.

En total, acudieron 123 personas a la convocatoria, de las que 83 emitieron su voto secreto en positivo. Con ello, las seis vecinas de la pedanía, descendientes de pescadores, podrán formar parte de la comunidad a partir del próximo 23 de febrero, día en que está previsto que se les dé el alta.

Esta decisión, a juicio de Serrano, es "positiva" aunque, puntualizó que "se debería haber aprobado hace 10 años", cuando en 1997 se interpuso la primera demanda contra la entidad por parte de cinco mujeres a las que se les rechazó su solicitud de acceso. Entonces, un auto les dio la razón ya que exponía que bastaba ser descendiente de un miembro de la comunidad para acceder a ella.

Más vale tarde que nunca, pero se debería haber hecho antes

Si en ese momento "se hubieran adoptado todas las medidas adecuadas", dijo, "se habrían evitado muchos disgustos y dinero perdido" pero "más vale tarde que nunca", aseveró. No obstante, pidió también que "nunca se vuelva a negar el acceso a la entidad a una mujer descendiente de pescadores".

También reclamó que las 12 personas --en principio fueron 15, pero ya han fallecido tres-- que fueron expulsadas en 1998 "por apoyar y defender a las vecinas que en ese momento pidieron el ingreso", vuelvan a ser admitidas "con toda la dignidad", destacó.