Policía francesa
Un vehículo de la policía francesa, en una imagen de archivo. WIKIMEDIA COMMONS

Cuatro personas, la madre, un hermano y dos miembros más de la familia están detenidos y acusados de ser autores o coautores de la muerte de un pequeño de nueve años, al que golpearon como castigo por no hacer los deberes escolares.

El suceso ocurrió en Mulhouse (Al noreste de Francia, en la frontera con Alemania) el pasado 17 de septiembre, aunque ha trascendido ahora.

Según medios locales, la policía acusa al hermano del fallecido de haberle golpeado con varios objetos, incluido un palo de escoba, en presencia de la madre de ambos, otra hermana y una cuñada.

La autopsia reveló que el pequeño murió como consecuencia de los golpes, en los que la policía sospecha que intervino al menos otro familiar de los detenidos.

Pero por el momento el hermano es considerado el principal autor de este asesinato, aunque los otros tres miembros de la familia están acusados de complicidad o incitación y ocultación de delito.