Lomo de fogonero
Lomo de fogonero MAR DE NORUEGA

En poco tiempo el bacalao skrei ha pasado de ser una variedad prácticamente desconocida a hacerse un hueco en la cocina del país y en muchos restaurantes de cierto nivel. Algunos dicen que se debe a la calidad, textura y buen precio del que se presenta como bacalao noruego premium. Otros señalan el buen trabajo de marketing hecho desde Noruega para internacionalizar y exportar uno de sus pescados estrella como una de las razones de su éxito.

Así que tras ese éxito ahora llega el turno del fogonero, un pescado blanco muy similar al bacalao y que, con un precio muy ajustado, quiere triunfar en las pescaderías españolas. Originario también de la zona norte y sobre todo de Noruega, hay quienes se refieren a él (pollachius virens, originalmente gadus virens linnaeus) como una variedad de bacalao (gadus morhua) aunque en realidad el nexo familiar de ambas especies no es tan cercano.

Aunque los parecidos entre ambos son evidentes, es fácil difereciarlos: el fogonero (también conocido como carbonero) tiene una carne de color gris y una franja longitudinal de color verde oscura en sus dos lomos. Importante tenerlo en cuenta dada la picaresca que muchas veces hay a a hora de vender pescados más económicos (abadejo) como si se tratara de bacalao.

Pero volviendo al fogonero, su carne de textura firme tiene un sabor bastante característico, lo que aporta algo de personalidad en el a veces monótono mundo del pescado blanco. De todos modos, desde Mar de Noruega -la entidad encargada de potenciar el consumo de productos y pescados del país, se recomienda combinarlo con sabores fuertes.

Con un precio que suele rondar los 6 euros el kilo, comienza a verse fresco en las pescaderías del país, aunque es verdad que está lejos por ahora de ser tan popular como otros pescados blancos, empezando por la merluza, la auténtica reina del pescado cuando se habla del mercado español. A diferencia del bacalao que se vende salado en muchas ocasciones, en este caso el pescado se comercializa principalmente fresco.

"Capturado en las frías y cristalinas aguas del Ártico, el fogonero noruego es un pescado nutritivo y firme con mucho sabor", apuntan sus promotores. Sin duda, ahora que el panga pasa por una mala época, este pescado resulta una muy buena alternativa, mucho más sostenible y perfecta para integrarla en muchas recetas de pescado.