Dani García
El chef Dani García en su restaurante BiBo, en Madrid. BiBo

El cocinero andaluz Dani García ha obtenido la tercera estrella Michelín para el restaurante que regenta en Marbella (Málaga) y que lleva su nombre. Así se anunció este miércoles en la gala de presentación de la La Guía España y Portugal 2019, celebrada en Lisboa (Portugal).

Con más de 20 años en la profesión, García se convierte en el primer "triestrellado" de Málaga, en el segundo de Andalucía —el año pasado la consiguió Aponiente (Cádiz)— y en el undécimo de España gracias a una cocina contemporánea que bebe de la tradición andaluza.

García es discípulo de otro de los protagonistas de la noche, Martín Berasategui, que no solo revalidó sus tres estrellas en el restaurante de Lasarte (Gipuzkoa), sino que sumó dos más para Oria (Barcelona) y eMe Be Garrote (San Sebastián) y alcanzó la cifra redonda de diez.

Asimismo, obtuvieron las dos estrellas el restaurante Cocina de los televisivos hermanos Torres, que cerraron en junio su restaurante Dos Cielos de Madrid; El Molino de Urdániz (Urdániz, Navarra); Ricard Camarena (Valencia); y Alma (Lisboa).

"Orgulloso de haberme salido del foie y la fruta"

"Cuando yo empecé la alta cocina no existía en Andalucía y la poca que había estaba apegada a Francia y a Bélgica. Cuando me salí del foie y la trufa me dijeron que era una locura, pero de eso es de lo que me siento hoy más orgulloso", dijo a Efe Dani García.

El cocinero también quiso subrayar la "gran revolución culinaria" que ha vivido en los últimos años Andalucía, que cuenta con 15 restaurantes con "brillos" de la Michelin, otro de ellos, Aponiente (Cádiz) también con la máxima distinción.

Para Dani García, mirar hacia las raíces andaluzas y los productos autóctonos ha sido clave en este cambio, porque "aunque con diferentes estilos, los restaurantes andaluces con estrella respiran Andalucía por los cuatro costados".

Por su parte, Ángel León, de Aponiente, el primero a quien García abrazó al conocer que lograba el máximo reconocimiento de Michelin, exclamó un "¡Andalucía esta de moda!" que el malagueño refrendó con datos: "Cataluña tiene tres restaurantes con tres estrellas y Andalucía dos. Esto es inédito y todos los andaluces tenemos que sentirnos muy orgullosos".

Estos son los 25 restaurantes que fueron destacados con su primera estrella:

  • A Cozinha (Guimarães, Portugal)
  • A Tafona (Santiago de Compostela)
  • Bagá (Jaén)
  • Beat (Calpe)
  • Cancook (Zaragoza)
  • Clos (Madrid)
  • El Corral de la Morería (Madrid)
  • El Invernadero (Madrid)
  • Molino de Alcuneza (Sigüenza)
  • El Xato (La Nucia, Alicante)
  • eMe Be Garrote (San Sebastián, de Martin Berasategui)
  • Eneko (Bilbao, de Eneko Atxa)
  • Etxanobe Atelier (Bilbao)
  • Pousada (Bragança, Portugal)
  • Ikaro (Logroño)
  • La Barra de Carles Abellán (Barcelona)
  • La Tasquería (Madrid)
  • Lu - Cocina y Alma (Jerez)
  • Midori (Sintra, Portugal)
  • Oria (Barcelona, de Martin Berasategui)
  • Orobianco (Calpe)
  • Pablo (León)
  • Terra (S'Agaró, Girona, de Paco Pérez)
  • Trivio (Cuenca)
  • Yugo The Bunker (Madrid)

Mantienen un año más sus tres estrellas: Arzak (San Sebastián); Abac (restaurante de Jordi Cruz en Barcelona); Akelarre (restaurante de Pedro Subijana en San Sebastián); A Poniente (restaurante de Ángel León en El Puerto de Santa María); Azurmendi (restaurante de Eneko Atxa en Larrabetzu, Bilbao); Diverxo (restaurante de Dabiz Muñoz en Madrid); El Celler de Can Roca (Girona); Martin Berasategui (Lasarte, Gipuzkoa); Lasarte (Paolo Casagrande, Barcelona); y Quique Dacosta (Denia).

Por último, pierden su estrella La Cabra, Zaldiaran, Las Torres y Nectari; el Club Allard pasa de dos a una. Y hay 22 nuevos Bib Gourmand (20 en España), categoría que reconoce una excelente relación calidad-precio y suma 284 establecimientos (248 en España). 

La gala, que se celebra desde 2009, ha salido por primera vez de España. En la edición de 2018 fueron 17 restaurantes en España y dos en Portugal los que consiguieron su primera estrella. Asimismo, cuatro españoles y cinco postugueses lograron la segunda, y a dos españoles se les concedió la tercera. Este año ha cerrado Sant Pau, de Carme Ruscalleda, en la provincia de Barcelona, que tenía tres estrellas.