El acto ha servido, además, para ver el resultado de las últimas obras de mejora impulsadas por el Gobierno de Aragón. Los trabajos han permitido instalar el sistema definitivo de climatización de la Sala Capitular y crear un nuevo acceso a la sala de los antiguos dormitorios, en la que se muestran gran parte de los 95 bienes recuperados.

Salillas ha indicado que "se trata de un espacio museístico en el que se puede ver una parte importante de las piezas que hemos reclamado a Cataluña y se demuestra que el monasterio puede albergar sus obras en contra de lo que se argumentaba desde Cataluña que ponía en duda este lugar como espacio museístico".

Para el alcalde, "hoy es un día especial", ya que Aragón desconocía el paradero de la Cuna y el Relicario, que aparecieron en diferentes espacios de Cataluña, y fueron identificados gracias a la colaboración de ciudadanos y vecinos.

El Relicario fue reconocido por una vecina de Villanueva de Sijena entre las piezas que un grupo de ladrones había sustraído en la mansión Casa Grau, propiedad del coleccionista Lorenzo Grau y ubicada en Riudecols (Tarragona), y que fue recuperado por los Mossos d'Esquadra.

Por su parte, la Cuna de plata fue interceptada en enero de 2016, cuando iba a ser subastada en la sala Sedart de Barcelona. Tras identificarla, Aragón reclamó su vuelta y la Justicia reconoció como su legítimo propietario al monasterio monegrino.

Consulta aquí más noticias de Huesca.