Asimismo, la prevalencia en personas mayores de 45 años es del 4%, si bien se considera que existe un infradiagnóstico de la enfermedad, cuya prevalencia real se estima que puede alcanzar el 10%.

Así lo ha dado a conocer el Departamento de Salud del Ejecutivo foral con motivo de la conmemoración este miércoles del Día Mundial de la EPOC, en el que ha incidido en "la importancia de un diagnóstico y una intervención temprana para hacer frente a la enfermedad".

Según ha explicado, el diagnóstico se realiza habitualmente en Atención Primaria a partir de una espirometría (todos los centros de salud disponen del equipo necesario) realizada a las personas adultas con algún factor de riesgo como el hábito de fumar, y que presentan síntomas respiratorios como tos crónica con o sin expectoración o disnea.

En estos pacientes la medida terapéutica más efectiva es el abandono del hábito tabáquico que se trabaja de manera individual o grupal en los diferentes centros de salud de Navarra. La atención por parte de los profesionales sanitarios de Atención Primaria se realiza de manera integral e integrada, adaptada a la situación de cada paciente y con acciones de prevención, intervención temprana y fomento de los autocuidados, ha destacado el Departamento de Salud en un comunicado.

De entre todas las personas diagnosticadas, aquellas con una enfermedad de severidad leve o moderada se controlan, fundamentalmente, en Atención Primaria. En cuanto a estos pacientes más severos, unos 4.500, los que presentan mayor complejidad se han incorporado al modelo de atención previsto en la Estrategia de Atención Integrada a Pacientes Crónicos y Pluripatológicos.

La EPOC es el último de los procesos incorporados al modelo de atención definido en esta estrategia, en abril de este mismo año, y desde entonces está contribuyendo a mejorar la atención sanitaria que se presta a las personas diagnosticadas.

Esta valoración que aúna las valoraciones de la severidad clínica de su enfermedad, las necesidades de cuidados y las necesidades sociales, tiene como objetivo establecer un plan individualizado de atención que sea acorde con su situación clínica y preferencias personales, prevenir las complicaciones y, en definitiva, mantener la máxima calidad de vida durante el mayor tiempo posible, han resaltado desde el Departamento de Salud.

En este sentido, los profesionales del SNS destacan la importancia de mantener una actividad física adaptada a las condiciones de cada paciente, lo que se considera clave para aliviar sus síntomas, mejorar la utilización del oxígeno, fortalecer la musculatura y disminuir la sensación de fatiga. Con este fin se cuenta con un programa de ejercicio físico, un programa de rehabilitación para pacientes con EPOC, y una 'Guía de Paseos para pacientes con EPOC', disponible en papel, en formato web o como aplicación para teléfono móvil en Android e IOS.

DÍA MUNDIAL DE LA EPOC

La EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, es una enfermedad prevenible y tratable que afecta a más de 250 millones de personas en el mundo. Es la única patología relacionada con el tabaco cuya mortalidad sigue en aumento y la OMS prevé que para el año 2030 será la tercera causa de mortalidad a nivel mundial.

El Día Mundial de la EPOC es una iniciativa global anual promovida por la 'Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease', GOLD, y auspiciada por la OMS que este año se celebra bajo el lema 'Nunca demasiado pronto, nunca demasiado tarde' haciendo referencia a que puede originarse en una etapa temprana de la vida por lo que su diagnóstico e intervención temprana son claves, e igualmente, a que nunca es tarde para ese diagnóstico y tratamiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.