La primera vez que Cornelia Coman, CEO de Nationale-Nederlanden España –patrocinador del Foro Mujeres y Finanzas celebrado este miércoles en 20minutos–, acudió a un evento financiero en Madrid fue consciente de la cruda realidad del sector. "No había mujeres. Eran todo hombres. Más o menos de la misma edad, vestidos casi de la misma forma... No había diversidad". Y es que el suyo es el sector con mayor brecha salarial de todos (las mujeres deberían cobrar un 51% más para alcanzar a sus compañeros) y donde los puestos de liderazgo siguen copados por hombres.

En ese mundo de números, banca y seguros masculinizado durante décadas, hay mujeres que han roto techos de cristal y han conseguido ponerse a los mandos de la dirección. Es el caso de Coman, pero también de Teresa Fernández, directora de RR HH de Ibercaja; Gadea de la Viuda, directora general de Abante; y Cristina Murgas, directora de comunicación de QUUM.

Las cuatro participaron este miércoles en el foro Mujeres y Finanzas —que se enmarca dentro de la serie de debates #Mujeres20—para analizar la situación actual y las perspectivas de futuro desde la mirada de destacadas  directivas. "En 20minutos y en todo el grupo Henneo tenemos muy claro que la igualdad es un principio editorial básico", comentó Encarna Samitier, directora de este periódico y moderadora del foro en el que se trataron temas como la conciliación, la escasa presencia de mujeres inversoras o las dificultades que acarrea la maternidad.

"La banca todavía necesita seguir avanzando en igualdad", aseguró Teresa Fernández. "El hombre llegó a la Luna antes de que las mujeres pudieran abrir una cuenta bancaria por sí mismas. Afortunadamente, cada año ascienden más mujeres que hombres, pero todavía queda un techo de cristal en puestos directivos".

En este sentido se pronunció Gadea de la Viuda, quien destacó el que considera uno de los principales problemas: "El sector financiero es poco ‘sexy’ para las mujeres. Nos gustaría contratar a más, pero en general prefieren otros sectores", en parte por la educación. "Nos han educado en que hablar de dinero no está bien. De hecho, son pocas las mujeres que toman decisiones financieras. Se ocupan del dinero cuando les toca. Convertirnos en inversoras es nuestra asignatura pendiente. Tenemos una labor muy importante para sensibilizar".

Cristina Murgas coincidió en que "hay que derribar el mito de que el emprendedor es hombre", aunque discrepó sobre lo primero:"El sector financiero es muy ‘sexy’, pero quizá las mujeres han encontrado poco atractivo las grandes diferencias salariales, la menor permisividad para conciliar y los techos de cristal".

Sobre la conciliación se manifestó la CEO de Nationale-Nederlanden, quien apostó por "la flexibilidad laboral" y el "teletrabajo" para ayudar a esas mujeres que combinan con dificultad sus dos carreras: la laboral y la maternal. "Tenemos que dejar de pensar que desarrollar una carrera profesional significa ser mala madre. Además, existe la idea de que a medida que ascendemostrabajamos más, y no es verdad. La única diferencia es la intensidad y la habilidad para gestionar el estrés".

Ese argumento lo suscribió la directora de Ibercaja. "El líder de antes, el que tanto daño ha hecho, tiende a la desaparición". Para ella, son tres los motivos fundamentales que frenan la carrera de las mujeres: una experiencia menor al haber accedido más tarde al trabajo, los puestos de confianza que suelen pasar de hombres a hombres y la maternidad. "Las carreras son iguales hasta los 32 y a partir de ahí nos retraemos", detalló.

La directora de Abante, por su parte, consideró que hay que crear condiciones para que "hombres y mujeres" lleguen con las mismas oportunidades. Y destacó la labor fundamental que juegan ellos a la hora de conseguir un mundo más paritario: "Es muy importante tener un apoyo en casa. Como eso no lo tengas, es una pesadilla".

Las trayectorias de estas cuatro directivas son un referente para el resto en general y para su círculo más cercano en particular. Bien lo sabe Cristina Murgas, madre de familia numerosa: "Tenemos que ser mujeres espejo. Nuestros hijos van a aprender de nosotras, de nuestro esfuerzo. Estamos educándoles en que mamá puede cobrar más que papá. Estamos educándoles en el respeto a la mujer y que su madre no tiene la imagen de mujer florero".

Sobre la escasa educación financiera en España, todas coincidieron en que es "necesaria" tanto para mujeres como para hombres. Pero especialmente para las primeras, debido a que la esperanza de vida de ellas es significativamente mayor. "Seis o siete años de longevidad significa que necesitas un 30% de ahorro para vivir bien", comentó De la Viuda. "Solo el 20% de las mujeres toman la decisión financiera. Eso debería cambiar".

Con este horizonte, Coman se mostró "tremendamente" optimista acerca del futuro. "La mujer está pasando a ser la prioridad en la agenda. España va a experimentar un cambio fundamental en los próximos años, incluso en el sector financiero". La directora de RR HH de Ibercaja subrayó esta idea y alentó a las mujeres a "atreverse" y a que sean más "egoístas". "Nos ocupamos de todo menos de nosotras. La palabra es corresponsabilidad. Venzamos esta historia que nos ha subordinado y salgamos disparadas hacia arriba". Murgas concluye: "Rompamos ese techo de cristal en que en este sector fue de cemento".