Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), los otros dos acusados, la mujer del que fuera tesorero y el que era administrador de la citada empresa, han sido declarados no culpables.

En el juicio, celebrado en la Audiencia Provincial de A Coruña, el extesorero admitió que desvío dinero municipal para su empresa. Sin embargo, alegó que devolvió parte de las cantidades sustraídas y que tiene contraídos préstamos para seguir haciéndolo.

A su mujer, la exculpó explicando que figuraba en la empresa -dedicada a la venta de productos de limpieza- porque él, por su condición de funcionario, no podía hacerlo.

Del administrador y familiar suyo, indicó que se dedicaba a las labores de comercial, pero que nunca la explicó que estaba haciendo transferencias del ayuntamiento para afrontar los problemas económicos que atravesaba la citada empresa, creada en 2006 y que empezó a no ir bien a partir de 2010.

A partir de ese año y hasta 2012, se produjo el desvío de unos 290.000 euros, de los que el ahora condenado ha devuelto 136.000 euros. En su escrito de calificación de los hechos, la Fiscalía solicitaba para él siete años de cárcel, mientras que su abogado reclamó una atenuación de la pena.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.