Esto es lo que a última hora de este lunes le notificaba el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo a la Plataforma como parte personada y para informarles sobre su decisión de unificar ambos procedimientos -el de la duquesa y el de la Plataforma- en uno por tratarse del mismo asunto, ha señalado Jorge Riendas, miembros de este movimiento ciudadano.

Desde la Plataforma tienen claro que detrás de la decisión de la novelista Arteaga está el querer reclamar su derecho a tener un piso dentro del propio palacio del Infantado y ha esperado a última hora para conocer las alegaciones suyas, tal y como han señalado desde la Plataforma.

Esto demuestra, añade Riendas, que "la duquesa, al igual que su padre, sigue erre que erre empeñada en que cree que tiene unos derechos en el palacio cuando, en todo caso, quien firmó la cesión de un derecho de habitación fue su abuelo, y como mucho lo hubiera tenido su padre, pero se ha extinguido ya".

Creen también que como Arteaga ha esperado a personarse en este asunto hasta que ha obtenido la certificación que acredita que tiene el título de duquesa del Infantado, que fue el pasado 12 de noviembre, ya que antes no hubiera podido porque aún no podía acreditar que tenía ese título aunque había iniciado el procedimiento para ver quién era el heredero de ese Ducado.

"Se trata de una argucia legal" para poder personarse porque fue el 12 de noviembre cuando recibió la notificación del Ministerio de Justicia.

"No puede ser un derecho de corrida porque ya no sería tampoco un derecho de habitación sino de propiedad y no lo es", añade Riendas.

Fue en el 2017 cuando, por primera vez, el Ministerio solicitó la licencia de construcción del piso en el palacio, pero el Ayuntamiento la denegó en base a la ordenanza del Plan General de Urbanismo que impide que en edificios dotacionales se construya una vivienda a no ser que sea para la familia que tiene la custodia del edificio.

El Ministerio entonces presentó un recurso de alzada que tampoco aceptó el Ayuntamiento y ello motivó que el siguiente paso fuera llevar al Consistorio a un pleito contencioso-administrativo contra el que se han personado también algunos miembros de la Plataforma.

Por su parte, Blanca Calvo, miembro también de la Plataforma, ha explicado a Europa Press, los argumentos en los que se basan ellos para considerar que se debe denegar la licencia de obras para hacer un piso en el palacio.

Entre los argumentos esgrime que el organismo que recurre, que es el Ministerio, no tiene legitimación para promover un expediente de licencia; que el derecho de habitación que tenía el duque se extinguió con su fallecimiento y no pasa por tanto a Almudena Arteaga y que son los planes urbanísticos los que configuran la legalidad.

A la Plataforma le ha sorprendido la decisión de Arteaga porque "se supone que se quiere ganar la vida con su literatura y que está por encima de todos esos tiquismiquis de tener un piso que no le corresponde", ha apostillado Calvo.

Desde la Plataforma esperan que el juzgado acabe dando la razón a la ciudadanía y considere que "todo esto es un atropello contra la regulación urbanística de la ciudad", han añadido.