La montería se iba a llevar a cabo en un coto de caza de una de los municipios de la comarca de Tábara y los puestos para que los cazadores participarán ya se habían puesto a la venta.

En el trascurso de las investigaciones, el arrendatario de la caza mayor, tras varias gestiones con la Administración encargada de la autorización de estos permisos, la Junta, interpuso una denuncia, por lo que la montería no se llegó a realizar.

Los investigados como supuestos autores de un delito de usurpación de estado civil son dos varones de nacionalidad española, de 23 y 25 años, uno de ellos vecino de la localidad. A estas dos personas le constan antecedentes judiciales y policiales referentes a temas de caza, armas y otras materias.

Consulta aquí más noticias de Zamora.