Imagen de la concentración
Imagen de la concentración EUROPA PRESS

Como ha subrayado uno de los portavoces de los funcionarios, Jorge Cabezas, de ACAIP, "venimos a culminar cuatro jornadas de paro para expresar nuestro malestar por el abandono y la desvergüenza con los que nos está tratando el Ministerio del Interior".

Ha incidido en la "falta de medios personales y materiales, además de la falta de atención, estamos dejados de la mano de Dios, con unos protocolos de agresiones, por ejemplo, que no sirven para nada y ante los que pedimos ser considerados como agentes de la autoridad, para minimizar las agresiones y poder imponer sanciones adecuadas si se producen".

Cabezas ha apuntado que "se ha dado un plazo al ministro hasta las 14 horas del día 23 para que se cree una mesa de negociación o se haga una oferta" respecto a sus reivindicaciones. De lo contrario, ha afirmado, "utilizaremos otros medios de presión, que van a ir yendo a más, hasta acabar ocupando Madrid".

Entre las exigencias de los funcionarios se encuentran que se negocie, como mínimo, la propuesta de subida retributiva media de unos 375 euros en el complemento específico para los ejercicios 2019, 2020 y 2021.

También inciden en la pérdida de poder adquisitivo, que cifran en un 14%, agravada "por las diferencias injustificadas entre puestos iguales", por lo que reclaman igualmente la actualización de categorías, en especial en el caso del Centro Penitenciario logroñés, que "ostenta una de las más bajas de España, y, en consecuencia, sus trabajadores cuentan con peores salarios".

Todo ello, unido además a la petición de más medios materiales y, sobre todo, personales, ya que, como ha recordado Cabezas, a nivel nacional "faltan unos 3.400 funcionarios" y, en el caso de La Rioja, 43, con una RPT de 192 personas.

Para Pablo Pérez, de UGT, además, "no se están respetando los servicios mínimos", que los responsables sindicales han calificado de "abusivos, hay más gente trabajando que de huelga", en lo que han considerado como "un boicot a los paros, una actitud intolerable y una falta de respeto a los funcionarios".

Cabezas ha recordado que ya mantuvieron hace semanas una reunión con el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, "que se

comprometió a remitir al Ministerio nuestras peticiones". Con todo, Pérez ha señalado que "no queremos más buenas palabras, lo que nos hace falta ya son hechos reales".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.