La camiseta de Levis
La camiseta blanca con el logotipo de Levi´s se volvió viral y aparecía constantemente en los time line de las redes sociales. LEVIS /INSTAGRAM

La nostalgia se ha convertido en una forma cada vez más popular para que las marcas conecten con los consumidores a medida que se adentran en el pasado con productos que marcaron a una generación. No importa la época, los guiños a lo retro permiten rememorar iconos queridos y, si se hace correctamente, generan asociaciones de marca positivas.

Las pasarelas se han democratizado y beben más que nunca del street style. O quizás lo correcto sea decir que se retroalimentan. Hablemos de la camiseta blanca con el logotipo de Gucci escrito en dorado. Si sigues a algún influencer o bloguera de moda en Instagram es probable que les hayas visto con una. Sara Carbonero, Laura Escanes o Chiara Ferragni son solo algunas de la extensa lista.

Y mientras las fashionistas se hacían con una de estas camisetas, Levi’s recuperaba su clásico logotipo y en los primeros seis meses de 2017 vendió más de 3 millones de camisetas retro lo que se tradujo en un aumento del 7% en sus ingresos durante el segundo trimestre de 2018. Para luego mutar en body que las instagramers lucieron con sus vaqueros en el festival (pasarela de moda) de Coachella.

Ver esta publicación en Instagram

Small moments like these #AmericanDays

Una publicación compartida de Chiara Ferragni (@chiaraferragni) el20 Nov, 2016 a las 1:27 PST

Históricamente, Levi's era la ropa que se usaba para trabajar en Estados Unidos: es sinónimo de tradición, de la vieja escuela, pero también tiene vínculos con la rebelión y la contracultura. Pero el resurgir de la firma estadounidense nada tiene que ver con su pasado obrero sino más bien con la logomanía y esa necesidad imperiosa de gritar a los cuatro vientos el amor hacia una marca (o a muchas).

Al igual que los dos ejemplos anteriores, las camisetas con el logotipo de la NASA están hasta debajo de las piedras. La popularidad de la NASA probablemente se puede atribuir, al menos en parte, a películas recientes como Marte (2015) y Figuras ocultas (2016) que han expuesto la marca, en contextos diferentes, pero positivos, ante una amplia parte de la población.

El otro motivo es que la agencia espacial de Estados Unidos cumple 60 años así que hay firmas que han querido aprovechar la efeméride para sacar colecciones especiales. Hay que tener en cuenta que como la NASA es una agencia gubernamental, todos sus logotipos y diseños se consideran de dominio público, lo que significa que cualquiera, incluidas las compañías, puede usarlos de forma gratuita. Es decir, no se llevan ni un dólar.

Vans tiene ya a la venta Space Voyager que incluye zapatos, ropa y una bolsa de lona. Un kit perfecto para llevar la logomanía al extremo como hizo Coach en 2017, confeccionado carteras y bolsos con el logo estampado por todos lados. No es la única firma de lujo que lo usa: Heron Preston sacó una línea de ropa completa. Claro que hay que estar dispuesto a pagar 285 euros por una camiseta. 

Salvo excepciones, que las hay, son las marcas de lujo las que inicias las tendencias fashions que luego son copiadas por los fabricantes del mercado masivo, es decir, las low cost. Así pasó con la camiseta de DHL de Vetements que se hizo popular en 2015 cuando un hombre desfiló con ella en París. ¿Cómo un logotipo tan prosaico podía osar estar en una pasarela asociada al lujo? El culpable fue Demna Gvasalia, actual director creativo de Balenciaga.

Ver esta publicación en Instagram

🍿 Horror Cinema: the cult collection for those who dare.

Una publicación compartida de Bershka (@bershkacollection) el25 Oct, 2018 a las 11:01 PDT

La tendencia revival abarca cantantes o grupos de música (Ramones, Guns N' Roses, Joy Division, Freddie Mercurie, Michael Jackson, Nirvana, Pink Floyd...), series (Salvados por la campana, Friends, Pipi Calzaslargas,Alf, Sensación de vivir), dibujos animados (Los osos amorosos, pequeño pony, La pantera rosa... ) comics (Wonder woman, Spiderman, Batman...), videojuegos... hasta la mítica revista Súper Pop se ha hecho un huequito gracias a la marca Bershka.