Quirófano
Imagen de archivo de un quirófano. GVA

La demora media para ser operado de patologías no urgentes se ha disparado un 34,4%, de 90 a 121 días, en la Comunitat Valenciana durante el tercer trimestre de 2018. La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha publicado este martes los datos correspondientes al corte de septiembre, que reflejan que las listas de espera han aumentado, lo que fuentes de este departamento atribuyen al "descenso de la actividad quirúrgica" durante el verano, cuando se priorizan las intervenciones urgentes.

La Conselleria destaca que ha bajado dos días respecto a septiembre de 2017, pero lo cierto es que las cifras vuelven a aumentar pese a las medidas anunciadas, como las operaciones por las tardes, el plan de choque con clínicas privadas o la colaboración interna para que equipos de otros hospitales puedan operar a pacientes procedentes de departamentos de salud distintos al de origen.

De hecho, la titular de Sanidad, Ana Barceló, se planteó como "el gran reto" la disminución de las listas de espera y las definió como una de sus prioridades estratégicas en la etapa final de la legislatura, tras la marcha de Carmen Montón de la cartera valenciana de Sanidad.

Por patologías, las operaciones de varices, con 173 días, prótesis de rodilla (162) y juanetes (149) son las que más demora acumulan. A continuación figuran las de prótesis de cadera (139), artroscopia (133), fimosis (126), túnel carpiano (106) o cataratas (104). Por especialidades, las más saturadas son neurocirugía (167), traumatología (148) y cirugía plástica (138).

Además de la demora, también se ha incrementado el número de pacientes a la espera de una intervención, en concreto un 3,4%, hasta alcanzar los 63.949 en septiembre de este año. El último informe de situación evidencia que, de esta cifra total, ya son 13.764 las personas que sufren una demora superior a 180 días (seis meses), cuando en junio este indicador era de 8.270 pacientes.

Se consideran en lista de espera quirúrgica (LEQ) a todos los pacientes de un procedimiento quirúrgico diagnóstico o terapéutico no urgente aceptado por el paciente y para cuya realización se tiene prevista la utilización de quirófano en alguno de los hospitales de referencia y de área públicos de la Comunitat Valenciana.

Así, la demora es el tiempo promedio, expresado en días, que llevan esperando los pacientes pendientes de intervención, desde la fecha de entrada en el registro hasta la fecha final del período de estudio.

Información personalizada

Desde enero de 2017, cuando se puso a disposición ciudadana el Registro Individualizado de la Lista de Espera Quirúrgica, hasta el 30 de septiembre, 117.987 personas han accedido a este servicio, lo que representa una media de 187 consultas diarias.

Se trata de una aplicación que ofrece información sobre los tiempos de espera para una intervención quirúrgica, enmarcándose dentro de las iniciativas de transparencia llevadas a cabo por la Conselleria y que facilita el derecho de los ciudadanos al acceso a la información pública.

Consulta aquí más noticias de Valencia.