El tren de rodalies (cercanías) de Renfe que ha descarrilado en Vacarisses este martes por la mañaa y que ha causado la muerte a una persona y ha dejado 44 heridos, la mayoría leves, "ha comenzado a moverse bruscamente" tras el impacto del desprendimiento de tierras.

Según Jordi, uno de los 131 pasajeros que iba en el tren accidentado, en declaraciones a RAC 1, "el vagón ha comenzado a moverse de una forma muy extraña y se han apagado las luces, pensaba que el tren se daba la vuelta. En estos momentos hay uno de los vagones casi como dado la vuelta", ha descrito en la radio desde el lugar del accidente poco después de que cuatro de los seis vagones se hubieran salido de la vía.

En ese mismo tramo ya se han registrado otros dos descarrilamientos desde 2009: uno en enero de 2011 que causó 11 heridos leves y otro en marzo de 2009, en este caso sin ninguna persona herida. El accidente de este martes es el más grave de los tres. Debido a las intensas lluvias de los últimos días, Renfe había establecido limitaciones temporales de velocidad para pasar con la mayor precaución posible por esta zona ante el riesgo de aludes.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.