Los agentes detuvieron el vehículo, comprobaron que el chico que conducía tenía sólo 13 años e identificaron la mujer que la acompañaba, su abuela, de 60 años y vecina de Lleida, ha informado este lunes la Policía Local.

La patrulla de la Guardia Urbana inició las diligencias penales correspondientes de esta mujer para denunciarla por un delito contra la seguridad vial por permitir conducir a un menor.

Consulta aquí más noticias de Lleida.