Comisariada por el historiador y profesor de la UPV, Josu Chueca, la exposición forma parte de un proyecto de recuperación de memoria histórica que incluye además un documental. Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra colaboran en este proyecto, en el que se recoge el testimonio de varios navarros.

Un tercio de los encausados por pertenencia a la Red Álava eran navarros (un total de siete), destacando entre ellos la figura de Bittori Etxeberria Agerrebere (Elizondo, 1909-1997), considerada 'alma mater' de la organización, ha destacado el Ayuntamiento de Pamplona en un comunicado.

El pasado 6 de mayo de 2018 se cumplieron 75 años del fusilamiento de Luis Álava Sautu, acaecido en Madrid en 1943, que dirigió entre 1936 y 1940 a un grupo de hombres y mujeres de Navarra, Álava, Vizcaya y Guipúzcoa para realizar distintas acciones a favor de presos, exiliados y sus familias, además de actuar de espías para los aliados. La red, bautizada con el apellido de su máximo dirigente, llegó a contar con casi medio centenar de integrantes de los que se tiene noticia.

En ella concurrieron labradores, obreros, empleados de la Administración, sacerdotes, "emakumes", gentes de toda clase social de País Vasco y Navarra con una media de edad cercana a los 40 años, siendo Luis Álava, con 49, el mayor. Sin embargo, las que verdaderamente articularon la red fueron cuatro mujeres: la baztandarra Bittori Etxeberria, las gipuzcoanas Itziar Mugika y Delia Lauroba y la vicaína Tere Verdes.

La exposición se basa en un trabajo de investigación realizado por Josu Chueca, las historiadoras Karmele Perez Uraza, Begoña Bilbao Bilbao, Gurutze Ezkurdia Arteaga (de la UPV-EHU); Elixabete Perez Gaztelu y Luzia Alberro Goikoetxea (de la Universidad de Deusto), además de Roman Berriozabal, Txema Montero e Iñaki Goiogana.

Consulta aquí más noticias de Navarra.