Un acto que se ha desarrollado en el Teatro Juan Bravo, dentro de las iniciativas de la Diputación de Segovia en torno al Día contra la Violencia de Género que se conmemora el 25 de noviembre.

La presentadora de Informativos Telecinco ha afirmado que los medios de comunicación tienen una labor "muy importante" en este ámbito, al igual que los colegios y las familias. En ese sentido, ha recodado que la televisión es un reflejo de la sociedad, aunque ha reconocido el debate existente sobre si precisamente refleja la sociedad o si toma los modelos sociales.

Blanco ha argumentado que los casos de violencia de género encuentran más hueco actualmente en los contenidos televisivos que antes, por lo que ha apuntado que en los medios ha cambiado la visibilidad y también el tratamiento a las mujeres. Algo que se traslada igualmente a la sociedad.

Además, ha recomendado ofrecer el nombre de las víctimas, su fotografías, situación social y referencias familiares. En ello ha coincidido Roberto Arce. Según sus palabras, se puede debatir cómo los medios deben tratar la violencia de género, pero en lo que no hay discusión posible es en que deben abordarla y "tratarla más".

El presentados de 'Amores que duelen' ha lamentado que los informativos dediquen poco tiempo a los asuntos relacionados con la violencia de género. Un espacio que es "muy poco o casi nada" en los programas.

Por eso, ha calificado como una "suerte" el participar en un programa que tiene mujeres maltratadas como protagonistas. Arce se ha referido a esas mujeres como "faros", como una luz que hay que "encender". Y para ello, lo primero es un tratamiento más amplio del asunto.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, ha valorado que la formación en este ámbito debe dirigirse fundamentalmente a los hombres, como los "principales culpables de esta lacra".

SIN ALARMAS POR EL AUMENTO DE CIFRAS

Mientras, el vicepresidente de la institución provincial y responsable de Asuntos Sociales y Deportes, Miguel Ángel de Vicente, ha señalado que los casos han aumentado en la provincia, lo que ha relacionado con la detección y con la labor que realizan los equipos de profesionales en el nivel primario a la hora de corregir "esa conducta lesiva". Por eso, el aumento en las cifras no debe alarmar, según De Vicente.

Durante 2018, han sido 56 los nuevos casos atendidos en la provincia, través de la red de Centros Agrupados de Acción Social (CEAAS). Un registro que se reparte entre 12 casos en el centro de Cantalejo, 19 en el de Cuéllar, 6 en el de Prádena y 19 en el del Real Sitio de San Ildefonso.

Consulta aquí más noticias de Segovia.