Reunión entre el Govern y el Cercle d'Economia
Reunión entre el Govern y el Cercle d'Economia CAIB

El presidente del Cercle d'Economia, José María Vicens, ha destacado como un "hecho importante y fundamental" llegar a la media de las inversiones que el Estado aporta a las comunidades autónomas, tal como recoge el acuerdo del Régimen Especial de Baleares (REB).

Vicens ha hecho estas declaraciones tras ser recibido en audiencia por la presidenta del Govern, Francina Armengol, en un encuentro en el que también ha participado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, y en el que se ha tratado el resultado de la reunión sobre el REB que la semana pasada mantuvieron Armengol y Pedro Sánchez.

En declaraciones posteriores a la audiencia, Cladera, ha insistido en que "el acuerdo permite allanar el camino hacia la mejora sustancial de la vida de las personas, empresas y administraciones a Baleares con el nuevo REB".

La titular de Hacienda también ha insistido en la importancia "del compromiso del presidente Sánchez para que el REB pueda estar en vigor en 2019" hecho por el cual prevé que la aprobación de la norma se pueda hacer a través de la promulgación de un Real decreto ley.

Cladera ha mostrado "el agradecimiento" del Govern por el trabajo que ha desarrollado el Cercle, como "impulsor de la Plataforma que reúne más de 70 entidades".

Vicens también ha recordado el compromiso del Cercle d'Economia de Mallorca con las gestiones que ha llevado a cabo el Govern con el ejecutivo central, que ha valorado como "un paso más para llegar a consolidar inversiones para esta tierra, una oportunidad para mejorar, como ya pasó en 2009".

EL REB

El acuerdo del REB prevé que el Gobierno del Estado envíe a las Cortes un proyecto de nuevo REB para que sea aprobado en 2019 incluyendo medidas que suponen, de inicio, el blindaje por ley de las bonificaciones a los costes del tránsito de personas y mercancías entre las islas, y desde estas hasta la península.

En segundo lugar se garantiza que el REB cuente con un nuevo régimen fiscal para empresas con actividad en Baleares, que incluye una desgravación en el Impuesto sobre sociedades, en el caso de reinversión de parte de los beneficios anuales en la propia empresa.

Asimismo también se prevé que las empresas industriales, agrícolas, ganaderas y pesqueras puedan obtener deducciones fiscales anuales sobre la venta de los productos o bienes corporales producidos en Baleares.

En último término, el acuerdo garantiza que el Estado, vía Presupuestos Generales, tendrá que consignar inversiones en Baleares anualmente por valor de al menos lo previsto para la media de todas las comunidades autónomas. Este hecho supondrá el aumento de la inversión pública del Estado en Baleares, que históricamente ha permanecido a la cola de todas las comunidades autónomas.

Con la inclusión del Fondo de Insularidad dentro del paquete de medidas que contendrá el nuevo REB, el Gobierno central acepta por primera vez una reivindicación que se alarga en el tiempo en las islas, y que permitirá equiparar las inversiones que tenga que financiar el Estado en Baleares, a la media de las que el propio Estado proyecte para todas las comunidades autónomas, con un mecanismo de decisión bilateral.

Además, el Cercle también ha conocido este lunes el alcance de los acuerdos tomados entre los gobiernos del Estado y el de las Islas el pasado miércoles, sobre convenios bilaterales que aportarán financiación del Estado para infraestructuras en temas de aguas y depuración, en materia ferroviaria, y para planes específicos a zonas turísticas maduras en Baleares.