Así, la empresa se compromete a ofrecer a los empleados recolocaciones "de manera personalizada", en distintos puestos de trabajo de la compañía según las funciones que desempeñen "y siempre teniendo en cuenta la proximidad geográfica a su actual entorno laboral".

Además, el compromiso de Endesa es tener en cuentalas posibilidades derivadas de los trabajos de cierre y desmantelamiento de las instalaciones, en los que tanto los empleados de la compañía como los de las empresas colaboradoras tendrán prioridad.

Estas actividades de cierre y desmantelamiento, que comenzarán en julio de 2020, se prolongarán durante un periodo aproximado de entre cuatro y seis años, y generarán alrededor de 130 empleos, con puntas de hasta 200 puestod de trabajo.

La compañía ha explicado a Europa Press que estas medidas son parte del Plan "de transición justa" en el que Endesa lleva trabajando desde hace meses para "contribuir a la revitalización de la zona cuando se produzca el cierre de la central en junio de 2020".

Dentro de este plan se incluyen "importantes inversiones" en instalaciones de energías renovables que generarán un "elevado número de empleos", tanto durante su construcción como en su posterior operación, así como la posible ubicación de actividades de la compañía que actualmente se realizan en otros lugares.

Asimismo, promoverá la definición de alternativas concretas, con la colaboración de los agentes institucionales, industriales y sociales de la zona, para el uso futuro del propio emplazamiento de la planta.

Endesa confirmó la pasada semana a sus trabajadores

que en las actuales circunstancias regulatorias y de mercado, y dentro de su compromiso para avanzar hacia un sistema energético totalmente descarbonizado, "resulta imposible" abordar las inversiones necesarias para que la central de carbón nacional de Compostilla cumpla con los límites de emisiones medioambientales establecidos por la Directiva comunitaria de Emisiones Industriales (DEI) que entrarán en vigor el 30 de junio de 2020.

Como consecuencia de ello, estas inversiones no serán incluidas en el Plan Estratégico que la compañía presentará el

día 21, aunque Endesa açun no ha presentado la solicitud formal de cierre.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.