Alquiler
Una vivienda, en alquiler. EUROPA PRESS - Archivo

La escalada de precios del alquiler sigue en aumento en las principales ciudades españolas, algo que parece preocupar al Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez. Por este motivo, se puso en marcha este verano un ambicioso plan para construir 20.000 viviendas entre los próximos 4 y 6 años destinadas al alquiler a precios más bajos que el actual mercado.

Ayer, el ministro de Fomento José Luis Ábalos anunció que su departamento ha transferido 21,5 millones de euros a la sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (Sepes) para la promoción de 5.000 nuevas viviendas en Madrid, Sevilla, Málaga, Valencia e Ibiza. Según aseguró en un desayuno informativo organizado por Europa Press, estos hogares se ofrecerán a un precio de alquiler inferior a 400 euros mensuales.

Para Ábalos, una de las prioridades de Fomento en esta etapa socialista es "dar dimensión de política de Estado a las políticas de vivienda", porque "no solo es un derecho constitucional, ya que se trata de un elemento crucial del que depende en gran medida el acceso garantizado al resto de derechos". El ministro apuntó que "se ha perdido una década" en esta materia, criticando la actuación del anterior Gobierno.

Estas 5.000 viviendas se suman a las  más de 1.500 ya iniciadas dentro del Plan Estatal de Vivienda, con lo que el ministerio cumpliría la ejecución de un tercio de los hogares prometidos para este fin.

"El acceso a la vivienda es un quebradero de cabeza para las clases medias y trabajadoras y una quimera para los jóvenes y los más humildes", reconoció el titular de Fomento, destacando que solo el 2,5% del parque de vivienda español está destinado al alquiler social, "uno de los más bajos de Europa".

La federación europea de vivienda social Housing Europe refrenda estos datos: según su último informe bianual sobre el tema –publicado el año pasado–, España se encuentra a la cola en cuanto al porcentaje de vivienda social de alquiler con respecto al total del parque de vivienda, solo por delante de Rumania y Letonia. En la cima de la lista se encuentra Holanda (30%), Austria (24%) y Dinamarca (20,9%).

Hasta ahora, el 96,6% de los pisos de protección se destinan a la propiedad, mientras que solo el 3,3% van dirigidos al alquiler. Housing Europe criticaba del mercado de vivienda español que "los bancos siguen teniendo la mayoría de casas vacías", además del "incremento del precio de la vivienda en las grandes ciudades y el riesgo de la inversión especulativa".

Los precios siguen en ascenso

A pesar de los anuncios de Fomento, el alquiler en España sigue creciendo, aunque menos que hace un año, según el último informe del portal inmobiliario Fotocasa. Sus datos confirman que el precio medio de la vivienda de alquiler se incrementó un 1,4% en octubre con respecto al mes anterior y se sitúa en 8,22 euros el metro cuadrado, un 2,7% más en comparación con el mismo periodo de 2017.

Por comunidades, lideran el aumento la Comunitat Valenciana, La Rioja, Galicia y Madrid. La Comunidad de Madrid sigue siendo la región más cara para alquilar una vivienda de segunda mano, con un precio de 12,92€/m2 al mes, seguida de Cataluña (12,09 €/m2), País Vasco (9,76 €/m2) y Baleares (9,66 €/m2) y por ciudades, Barcelona lidera la lista con 16,08m2/mes de media.

"El precio medio del alquiler sigue subiendo en España, pero a un ritmo muy inferior a cómo lo hacía hace un año, cuando registrábamos subidas interanuales de dos dígitos", destaca Beatriz Toribio, directora de Estudios del portal. En las principales ciudades, los precios ya superan los registrados hace una década, antes de la crisis.