Este martes se cumple el 43 aniversario de la muerte de Franco. Como cada año, se reabre el debate sobre si la figura del dictador tiene aún seguidores o no en España.

"El franquismo como ideología está completamente muerto en la sociedad española. Otra cosa es que quedan algunas personas, todas ellas de más de 65 años, que tengan un recuerdo nostálgico", dice una experta.

De los cerca de 379.000 votos que obtuvo en las Generales de 1979 la coalición de extrema derecha Unión Nacional, liderada por Blas Piñar, se ha pasado a los poco más de 10.000 votos que han sumado las dos Falanges en las últimas elecciones. Hace décadas que no tienen hueco en el Parlamento. "Son una reminiscencia del pasado, pero no tienen apoyo en la sociedad apoyo", insiste la experta.

Aunque desde el anuncio por parte del Gobierno de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, se han multiplicado los actos de exaltación: "Eso no implica nada respecto a que en la sociedad española haya un recuerdo positivo del franquismo", dice la experta.

Sí ha empezado a crecer, aunque lentamente, una nueva ultraderecha. Se trata de un movimiento muy minoritario y no tiene una continuidad con el franquismo. En el caso de Vox, que en 2016 cosechó 47.000 votos en toda España, las encuestas le dan la posibilidad de meterse en el Congreso con un escaño. "Ese apoyo electoral ha crecido en buena parte como consecuencia del movimiento independentista catalán", reconoce la experta consultada.

Aún así, España está todavía muy lejos de varios países de Europa, donde estos partidos llegan a tener un apoyo de cerca del 30% del electorado.