Fernando Blanco, Exdiputado Del BNG
Fernando Blanco, Exdiputado Del BNG EUROPA PRESS - Archivo

El ex conselleiro de Innovación e Industria con el BNG durante el gobierno bipartito, Fernando Blanco, ha reclamado al Consejo General del Poder Judicial que "haga su trabajo y tome la decisión más justa", en referencia, aunque sin citarlo, al expediente abierto a la Jueza de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, por supuestos retrasos indebidos.

Unas declaraciones realizadas en entrevista en Radio Nacional de España en su circuito gallego, días después de que la Audiencia Provincial de Lugo comunicase el archivo de la causa que la magistrada Pilar de Lara había abierto contra Fernando Blanco.

Aunque ha admitido que, con el paso de los días, la "rabia" que manifestó sentir tras el sobreseimiento ha sido sustituida por la "satisfacción", ha sugerido que, en su opinión, "las actuaciones pudieron ser terminadas hace seis años, los informes, las pruebas eran las mismas".

Fernando Blanco, que permaneció imputado más de siete años, ha insistido en reclamar a la justicia "mecanismos para corregir actuaciones que no son correctas", al igual que en otras profesiones.

En concreto, preguntado directamente sobre el expediente a Pilar de Lara por la demora en las actuaciones, Fernando Blanco ha asegurado no ser muy optimista, recordando que "hace poco el poder judicial abrió un expediente en Lugo también y la respuesta fue la que fue".

Y es que Fernando Blanco ha confrontado la situación de los jueces, a los que el "expediente se tiene que instruir en seis meses" y si "no caduca", con la de los ciudadanos: "De seis meses a seis años es una diferencia notable, a siete o a diez, más, y hay gente imputada en Lugo así".

"Yo espero que el Consejo (...) haga su trabajo bien y tome la decisión más justa, porque la justicia tiene que ser imparcial", sostiene Blanco, al tiempo que alerta de que los plazos "no se pueden eternizar".

En este sentido, insta a que se haga alguna "reflexión" sobre los retrasos judiciales, poniendo el foco también en la situación del ex alcalde socialista

Xosé López Orozco, al que se le han archivado cinco de las siete causas en las que fue imputado. "Si de siete imputaciones ninguna tiene resultado inculpatorio, alguna reflexión habrá que hacer sobre el funcionamiento de la justicia".

En todo caso, aclara que, personalmente, quiere dejar "trabajar al Consejo con la mayor independencia y libertad", al igual que hizo durante los siete años en los que estuvo imputado, en los que, pese a que nunca fue llamado a declarar, "nunca" intentó entorpecer la instrucción.

"Todo lo contrario, aporté pruebas para intentar ganar tiempo, aunque no lo logré, pero me quedé más satisfecho", precisa el también exdiputado en el Parlamento. Y sobre Pilar de Lara, responde: "Yo no la conozco, nunca hablé con ella".

Tras conocerse el archivo de la causa, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, reclamó al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, disculpas por las acusaciones vertidas contra Blanco.

Preguntado al respecto, Blanco confirmó en la entrevista que ya mantuvo una conversación con Feijóo, de "20 minutos", en la que el presidente de la Xunta le expresó su "enhorabuena por el archivo" y en la que abordaron "temas personales y políticos".

NO SE PLANTEA SU REGRESO A LA POLÍTICA ACTIVA

Aunque ha sido desimputado, Fernando Blanco no se muestra dispuesto a volver a la política activa, porque "cada uno tiene sus tiempos" y el actual lo ve de mucha "crispación y de radicalización", "extrema derecha" y "radicalización de extremos".

En especial, dirige sus críticas al PP y censura declaraciones como las del secretario general de los populares, Teodoro García Egea, en las que ensalzaba el "orgullo de raza" de los españoles, porque "eso es excluir y situar fuera de ese estado a un montón de gente".

Fernando Blanco se muestra partidario de lograr proyectos más incluyentes y hace extensiva esta reflexión también a su formación política.

Así, defiende el trabajo

que está realizando su portavoz nacional, Ana Pontón, pero insta a "no perder de vista a todos aquellos que se marcharon y a todos aquellos que hay que incluir para un proyecto nacionalista para resolver los problemas de Galicia".

"Lo ideal sería que toda esa gente volviera y confluyéramos en una organización nacionalista cada vez más grande, con más peso, más introducida socialmente y trabajando por el país", ha concluido, en referencia a los militantes que abandonaron la formación tras la asamblea de Amio en 2012.

"Hay que ampliar, hacer una organización más fuerte", puntualizó.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.