Según ha informado el sindicato en un comunicado de este pasado sábado, el "grave altercado" se produjo después de que un interno identificado como A.K. protagonizara "una pelea con distintos internos en su módulo", tras lo que fue trasladado al departamento de Aislamiento, donde "comenzó a amenazar con autolesionarse intentando en reiteradas ocasiones golpearse la cabeza contra el suelo".

Desde Acaip añaden que, "ante la extrema agresividad que manifestaba, tuvo que procederse a su inmovilización", si bien el interno propinó "puñetazos, mordiscos y patadas" y "lesionó a varios funcionarios".

En total, "cinco trabajadores tuvieron que acudir de urgencia a centros hospitalarios", según el sindicato, que detalla que tres funcionarios presentaban "fisuras varias en vértebras, dedos de la mano y codo, respectivamente, y otros dos, por su parte, diversas contusiones con diagnóstico pendiente de evolución".

Desde el sindicato Acaip aprovechan este suceso para volver a "denunciar el déficit de recursos humanos existente en cada una de las áreas de trabajo de los centros penitenciarios, así como de medios materiales para garantizar el cumplimiento de los fines constitucionales atribuidos en la fase de ejecución penal".

Además, vuelven a criticar que "la Administración penitenciaria sigue sin tomar medidas para poner freno a las agresiones que sufren los trabajadores de Instituciones Penitenciarias implantando un protocolo de agresiones con el que, lejos de reducirlas, se han visto incrementadas".

A todo ello se añade "la falta de concursos adecuados, de promoción profesional, lo que constituye un permanente olvido institucional y discriminatorio del colectivo de empleados públicos penitenciarios

en relación a otros del mismo Ministerio, y que, en definitiva, ha derivado, tras una escalonada situación de hartazgo profesional, en la primera huelga general en prisiones", según concluyen desde Acaip.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.