Después de que la portavoz adjunta del Grupo Popular del Ayuntamiento de Sevilla, María del Mar Sánchez Estrella, haya criticado "el auténtico fracaso" en la política de vivienda del alcalde, el socialista Juan Espadas, acusándole de "dedicarse a vender programas a bombo y platillo que luego resultan fallidos", Muñoz ha insistido en que a 30 de junio de 2015 existían "291 viviendas protegidas de la empresa municipal Emvisesa vacías".

"En cambio, a 10 de octubre de 2018 no tenía ni una sola vivienda vacía, de un parque público de 2.684 y en la actualidad, hay cedidas 37 viviendas a entidades sin ánimo de lucro que trabajan en la integración de los colectivos en riesgo de exclusión, frente a las 18 de hace tres años", ha subrayado en un comunicado el socialista.

Igualmente, ha agregado que "hasta el momento se han adjudicado 175 viviendas públicas por la vía de urgencia a otras tantas familias vulnerables y en claro riesgo de exclusión social", unas familias para las que asegura que "tres años atrás no había alternativas cuando perdían su hogar".

También ha explicado que entre 2011 y 2015, Emvisesa vendió 1.162 viviendas y alquiló 674, y

en 2014 y 2015 estas adjudicaciones "se fueron desacelerando hasta detenerse por completo, de forma que se quedaron 291 viviendas libres".

Por el contrario, ha insistido en que "en tres años se han adjudicado 671 viviendas protegidas, y no quedan ya libres, a excepción de las que surgen del lógico proceso de rotación de los inquilinos".

"Son datos contundentes que avalan el resultado de la estrategia de este equipo de gobierno local para aumentar el parque público de vivienda y la función social de la vivienda", ha argumentado Antonio Muñoz. De hecho, ha desgranado que precisamente la captación de viviendas vacías ha sido "clave para la ampliación del parque de alquiler, con 94 viviendas, 63 por la pionera estrategia de permuta del solar de Ramón Carande, 18 adquiridas a propietarios particulares y 13 alquiladas a propietarios particulares y a entidades financieras".

Estas 18 viviendas adquiridas en una primera convocatoria pública para la captación de viviendas vacías contaron con una inversión municipal de un millón de euros y en octubre Emvisesa ha aprobado un presupuesto de tres millones para adquirir otras 50, ha explicado.

"Las convocatorias de adquisición lanzadas desde Emvisesa y Patrimonio Municipal tienen una serie de requisitos con la finalidad de que se encuentren completamente habitables, sean dignas para sus inquilinos y puedan ocuparse con inmediatez", ha remarcado Muñoz, asegurando que "no se trata de captar por captar porque no se acepta cualquier cosa que se encuentre en el mercado".

El portavoz del gobierno municipal ha concluido insistiendo en que Emvisesa "ha reforzado ya su capital social al objeto de ir afrontando la construcción de las primeras promociones de viviendas públicas dentro del nuevo plan municipal hasta 2023, que contempla la construcción y la rehabilitación de 1.098 viviendas para alquiler en dicho periodo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.