Los hechos se produjeron en torno a las 5.30 horas en la calle Toro, después de una pelea en la que R.B.G. resultó lesionado con "un profundo corte en la cara", han informado a Europa Press fuentes municipales.

En ese momento, el herido se negó a recibir la ayuda policial y comenzó a autolesionarse con golpes en la cabeza contra un escaparate, contra el suelo e incluso contra la carrocería y la mampara del coche patrulla.

Por su "fuerte resistencia", llegó a descuadrar la puerta del vehículo policial y trató, además, de agredir a los agentes actuantes en la calle Toro.

Debido al alcance de sus lesiones, fue trasladado al Hospital Universitario de Salamanca, donde tuvo que ser sedado antes de que los sanitarios pudiesen proceder a su curación, tras lo que quedó a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.