Óptica Haciendo Gafas A Una Clienta
Óptica Haciendo Gafas A Una Clienta 'VER PARA CRECER'

Según ha informado la propia Fundación en un comunicado, la acción tuvo lugar en el Centro de Acogida de la Fundación en el Camí Vell de Bunyola de Palma donde residen setenta personas sin hogar, en su mayoría familias con menores que han perdido su casa o que no la tienen por diferentes motivos.

"Desde el primer momento, hemos percibido la sensibilidad con la que trabajan con sus beneficiarios en el trato, en la amabilidad con la que les hablan, en infinidad de pequeños detalles que dicen tanto... Aportar los beneficios de una correcta salud visual a la labor diaria de esta Fundación ha sido, de nuevo, muy gratificante", ha explicado la portavoz de la campaña, Sara Calero.

Varias ópticas voluntarias han señalado que se ha atendido a migrantes que "tienen problemas para acceder a la sanidad pública, ya que estaban, desde hace meses, a la espera una cita con el médico de familia o con el oftalmólogo que no llegaba nunca, y sin recursos para acceder a un bien tan básico como son las gafas".

"Por eso me resulta tan gratificante ayudar en la cercanía a personas que postergan su salud visual, poniéndola por detrás de otras necesidades aún más básicas, suyas, o de su familia", ha valorado una de las voluntarias.

Todos los beneficiarios recibirán gafas nuevas, hechas a su medida en el modelo y color que eligieron y de manera gratuita, en el plazo aproximado de un mes, salvo los casos más urgentes, en los que se acortarán los plazos.

Inmaculada Iglesias, directora de la Fundación Sant Joan de Deu Servicios Sociales en Mallorca, ha explicado que el objetivo de la campaña es "contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas atendidas, e iniciativas como la de VpC son una excelente manera de hacerlo".

Esta es la segunda ocasión en la que VpC llega a la isla, Palma, donde ya el año pasado se revisó la vista de otras noventa personas, entregando igualmente gafas nuevas a todas las que las necesitaron.