En su intervención este viernes en Albacete en el acto de homenaje póstumo al magistrado Mariano Montero Martínez, con motivo de la concesión de la Cruz Distinguida de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, Lesmes ha señalado, en el que será probablemente su "último" acto público antes de dejar el cargo,

que estos son "tiempos truculentos" en los que están "en cuestión" asuntos básicos de la convivencia como la propia Constitución y los valores que emanan de ella y ha lamentado que se trate de "contraponer la ley a la democracia, como si ley y democracia no fueran unidas".

En ese sentido, el presidente del CGPJ ha afirmado que los jueces son "por encima de todo servidores públicos" que están en la sociedad "para servirla" y para procurar que "sea más libre, más igualitaria, y más justa", lanzando el mensaje de que lo importante son los ciudadanos y que "el poder del los jueces no es un privilegio de los jueces".

También se ha referido a la Constitución Española y a su 40 aniversario que se conmemora este año, alegando que es "la columna vertebral de los jueces" y que éstos no pueden serlo sin su "vocación de servicio" a la Constitución, a la que hay que jurar o prometer y hacer guardar.

"AL TÉRMINO" DE SU RESPONSABILIDAD

También ha recordado que el día 4 de diciembre vence su mandato constitucional al frente del CGPJ, en el que ha permanecido durante cinco años, y ha comentado que cuando se está "en el momento de término de una responsabilidad", se empieza a "iniciar la recogida de nuestras cosas".

En esa responsabilidad, ha admitido Lesmes, hay muchas asistencias a actos institucionales, de las que "muchas son obligación y otras son devoción" y, en el caso de su agenda, ha reconocido que "algunas" de esas obligaciones institucionales se han ido eliminando porque "quizá no tienen mucho sentido".

Sin embargo, ha querido incidir en que el homenaje al magistrado Mariano Montero sí era un acto para estar presente. Este reconocimiento "no era obligación, era devoción" y por eso él "no podía dejar de estar hoy aquí".

Del homenajeado a título póstumo ha destacado que era un hombre "bondadoso y simpático", cualidades que "son atributos del alma que surgen en personas que son felices", y ha añadido que la felicidad "está en cosas sencillas, en la vocación a nuestro trabajo", que es "especial" y no exenta de "sacrificio" en el caso de los jueces.

Lesmes también ha alabado de Montero Martínez que fue "un gran servidor público" y sirvió a la sociedad "de la mejor manera posible". Si los jueces han de ser algo, ha concluido Lesmes, es "ser ejemplares".

En el que ha dicho considerar como el "último acto público" en el que participa con sus compañeros jueces, el aún presidente del CGPJ ha asegurado que son precisamente estos actos "los más satisfactorios" y ha trasladado a sus compañeros su "gratitud" por "lo hecho, por lo que estáis haciendo y lo que haréis en un futuro".

Consulta aquí más noticias de Albacete.